El Efecto Simeone y la gestión educativa ideal

efecto simeone

Enero de 2012, el Atlético de Madrid ocupaba la undécima plaza en La Liga, había quedado eliminado en Copa del Rey y había sido eliminado en grupos y octavos en las dos únicas participaciones en Champions en lo que iba de SXXI. Jugaba en el Calderón, contaba con 60.000 socios, y ocupaba el puesto número 23 en el ránking de la UEFA.

Hoy el Atlético de Madrid, se ha convertido en un club puntero, algo que se ha visto reflejado en su presupuesto, el segundo en la liga tras la debacle de las palancas del Barcelona (con perdón), es fijo participante en Champions, llegando a jugar dos finales, ha generado un aumento vertiginoso en su seguimiento en redes sociales y además el equipo ha completado el cambio al Wanda/Civitas Metropolitano.

Además, ha multiplicado la capacidad para atraer talento y captar estrellas. Jugadores como Luis Suárez o Villa eligieron unirse al club, João Félix se convirtió en un fichaje que rompió los datos económicos cuando era deseado por todos los grandes equipos .

Cabe resaltar como un gran logro personal haber conseguido sacar la mejor versión de los jugadores que llegaron a sus manos, como el propio Griezmann, Diego Costa, Arda Turan, Filipe Luis, Falcao, Oblak o Courtois, instaurando a todos ellos entre los mejores del mundo en su puesto, algo que muchos no pudieron mantener cuando se marcharon.

Y todo esto Enrique, ¿que tiene que ver con nuestra faceta directiva en el día a día de nuestros centros educativos?

Cuando un centro educativo tiene una necesidad suele buscar la forma de solventarla, de conseguir pasar de una situación de área de mejora a punto fuerte, apostando firmemente por una nueva línea de trabajo, en la búsqueda de una mejora de resultados.

Cuando vemos la trayectoria del Atletico al frente de Simeone en esta década, observamos que ha sido un recorrido con altibajos, como toda evolución en un proyecto, en la que ha conseguido potenciar su marca hasta situarse en las más reconocidas de Europa.

Ha conseguido con su gestión, generar ingresos que ha eliminado gran parte de la deuda del club con su política de gestionar talento y compra venta de fichajes, ha generado nuevos flujos de entrada de ingresos, aumentando los existentes y sobre todo ha conseguido generar un sentimiento de pertenencia como hace mucho tiempo en el club, en el que se ha unido la propiedad y la grada, generando comunidad.

Creo que todos estos conceptos nos suenan, cuando hablamos de generar vínculo en nuestra comunidad educativa, de atraer talento y potenciar el liderazgo interno, haciendo que nuestros profesionales no quieran marcharse a jugar en otros campos.

Os pregunto ¿quién no quiere directivos o mandos intermedios con un liderazgo claro y definido basado en el ejemplo en primera persona?

Creo que la política del haz lo que yo hago y sígueme, es mucho más provechosa. Necesitamos líderes que sepan hacer, porque ya lo han hecho. Queremos docentes y directivos con carisma, que sean seguidos por su ejemplo diario, que transmitan los valores de nuestra institución y que sobre todo sean imagen en cada momento de nuestra marca.

Os pongo diez breves ejemplos:

Necesitamos Pasión y Compromiso. Simeone llegó al Atlético de Madrid con una pasión incendiaria, una característica esencial para cualquier directivo educativo. La pasión es contagiosa y puede infundir un sentido de propósito colectivo en una institución, ya sea en el campo de juego o en las aulas.

Necesitamos Visión a Largo Plazo, desde su nombramiento en 2011, Simeone ha implementado una visión a largo plazo para el club. Los directivos educativos exitosos también deben planificar con anticipación, estableciendo metas y objetivos claros para sus instituciones, transmitiendo al claustro y a su comunidad educativa progresivamente los diferentes pasos a conseguir, pero con una visión clara de proyecto.

Cultura de Resiliencia, si algo queda al observar el juego del equipo es el estilo de juego que refleja resiliencia y tenacidad, cualidades que Simeone ha inculcado en su equipo. En educación, fomentar una cultura de perseverancia ante los desafíos puede ser igualmente transformador para estudiantes y profesores, siendo siempre los miembros del claustro un claro ejemplo de ello.

Innovación Táctica. Sin duda, el Cholismo no solo es pasión; es también adaptación e innovación táctica. En el contexto educativo, la capacidad de adaptarse a nuevas tecnologías y metodologías de enseñanza es crucial para mantener la relevancia y eficacia del aprendizaje. Para ello es fundamental estar presente en los “momentos de la verdad” en esta época de cambio como agentes reconocidos de cambio.

Liderazgo a través del Ejemplo. Simeone lidera desde el frente, una lección vital para cualquier directivo escolar. El liderazgo efectivo en primera persona en educación implica ser un modelo a seguir, demostrando los valores y comportamientos que se esperan del cuerpo docente y estudiantil.

Gestión de Talento, la habilidad de Simeone para desarrollar y aprovechar al máximo el talento disponible es notable. Un director de colegio debe identificar y potenciar las habilidades de su personal y estudiantes, promoviendo un ambiente donde todos puedan sobresalir, generando nuevos líderes, potenciando su trabajo y haciendo que muchos docentes y familias nos deseen como su colegio soñado.

Sentido de Comunidad. El Atlético, bajo Simeone, ha fortalecido su identidad comunitaria. Un directivo educativo debe esforzarse por crear un sentido de pertenencia, donde padres, alumnos y maestros trabajen unidos hacia objetivos comunes.

Comunicación Clara, Simeone es conocido por su comunicación directa y clara. De manera similar, los directivos educativos deben comunicarse efectivamente con claridad y transparencia para forjar relaciones de confianza, potenciando su liderazgo a través de la coherencia y fortaleza comunicativa.

Adaptabilidad. La capacidad de Simeone para adaptarse a diferentes situaciones es crucial. Los líderes educativos deben ser igualmente flexibles, ajustándose a cambios en los marcos educativos y a las necesidades cambiantes de los estudiantes.

Finalmente, Simeone ha producido resultados tangibles, ganando títulos y consolidando al Atlético como un competidor de élite. En educación, aunque los resultados pueden no ser siempre inmediatos, el éxito a largo plazo se mide por el progreso y desarrollo de los estudiantes, por el ambiente de aprendizaje, de gestión de conflictos y de confianza de la comunidad educativa en el proyecto. Además hay que propiciar la presencia social de nuestra identidad como Centro Educativo de referencia.

En resumen, el “Efecto Cholo Simeone” encapsula principios de liderazgo, gestión y desarrollo que son aplicables de forma clara y tangible en la educación. Adoptar un enfoque similar podría ser la clave para directivos que buscan inspirar, motivar y elevar el nivel de sus instituciones educativas.

Por cierto, valorar que escribe este artículo un merengón de nacimiento, pero al césar lo que es del césar. Y aquí y ahora tendremos que liderar en nuestros colegios para conseguir que esos valores se reflejen en nosotros cada día para que seamos luz que da ejemplo a nuestra comunidad educativa.  ¡¡¡¡A por ello!!!!

Por Enrique Escandón, director de Relaciones Institucionales y Comunicación de los Colegios 3A (Alameda International SchoolArcángel International School y Colegio Ábaco).

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí