El estudio del segundo idioma en España en secundaria, por debajo de la media de la OCDE y la UE

Alumna estudiando inglés

España hace sus deberes a la hora de formar en un segundo idioma a sus escolares de primaria. Sin embargo, es en secundaria cuando las cifras caen respecto al esfuerzo que hacen otros países.

Esto ocurre, precisamente, en el momento en el que sería más necesario que nunca reforzar esta disciplina académica, a las puertas del Bachillerato y de la previsible posterior universidad, donde una segunda lengua adquiere una notable importancia

Así se desprende el último informe ‘Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2020’, donde se lee que en educación primaria, el porcentaje de tiempo de instrucción que se dedica en España a las áreas de matemáticas y segundo idioma es ligeramente superior al de la media de países de la OCDE y de la UE23, sobre todo para el segundo idioma.

En educación secundaria, el tiempo de instrucción dedicado a lengua y literatura en España es superior al de las medias internacionales. Sin embargo, España dedica menos proporción de tiempo al estudio de un segundo idioma y otras lenguas en esta etapa.

Con carácter general, el número de horas de instrucción obligatorias para los alumnos es uno de los puntos clave en el debate educativo. En general, cuanto más alto es el nivel educativo, mayor es el número de horas de instrucción anuales.

En la OCDE el tiempo medio de instrucción obligatorio para los alumnos de educación primaria es de 804 horas anuales. Los alumnos de primera etapa de educación secundaria reciben 922 horas de media. La media de horas de clase para los 23 países de la Unión Europea es algo más bajo que la de la OCDE (769 horas en educación primaria, 892 horas en la primera etapa de educación secundaria).

En educación primaria, España, con 792 horas, se sitúa ligeramente por debajo de la media de la OCDE y por encima de la UE23. En la primera etapa de educación secundaria, las diferencias entre España y los países de la OCDE y la UE23 son notables, ya que los alumnos españoles reciben 1.054 horas anuales de clase, superando en 131 horas anuales la media de horas de clase en los países de la OCDE y en 161 horas a la media en los países de la UE23.

Horas de enseñanza del profesorado

En general, a medida que aumenta el nivel educativo, el número de horas de enseñanza del profesorado tiende a decrecer en la mayoría de países de la OCDE. En la media de la OCDE, los profesores de la escuela pública imparten 778 horas de clase al año en primaria, 712 horas al año en la primera etapa de educación secundaria, 680 horas al año en la segunda etapa de educación secundaria general y 674 en los programas profesionales de la misma etapa; en la media UE23 los valores son inferiores, con 738, 663, 645 y 653 horas anuales, respectivamente.

En España, el número de horas de enseñanza en los centros públicos es superior al de los países de la UE23 y solo inferior a la media de la OCDE en la primera etapa de educación secundaria. El número de horas que los profesores españoles dedican a la enseñanza en los centros públicos es de 871 horas en el caso de primaria, 669 horas en la primera etapa de secundaria y 669 horas en la segunda etapa de secundaria.

Salvo contadas excepciones, los países han variado poco el tiempo que los profesores dedican a dar clase desde el año 2000. Durante este intervalo de tiempo, España apenas varía el número de horas de enseñanza, aunque se ha reducido en los últimos años una vez han remitido las medidas implantadas a consecuencia de la crisis económica y social de 2008.

En media para los países con datos disponibles, el 44 % de las horas del horario laboral reglamentario de los profesores de primera etapa de educación secundaria se dedica a la enseñanza directa: en este aspecto. España se encuentra entre los países que mayor porcentaje dedica (47 %).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here