Estonia, el éxito educativo que supera en PISA a países modelo como Finlandia y a Suiza

Estonia

El último informe PISA desvelaba cómo Estonia ha escalado puestos educativos hasta pelear con gigantes de la educación como Singapur, China, Japón y Corea del SurSin embargo, este crecimiento educativo no es fruto de la casualidad. Ya en el anterior informe PISA, emitido hace 3 años, Estonia se situaba en el tercer puesto mundial tanto en Ciencias como en Matemáticas mientras que, en el caso de la Competencia Lectora, su ranking era el quinto después de los países asiáticos.

A pesar de que la influencia de países europeos referentes en lo que a educación se refiere no desaparece, en este último informe llevado a cabo por la OCDE se puede vislumbrar cómo, tomando como referencia el continente europeo, los resultados del pequeño país báltico han superado a algunos países modelo como Finlandia, Suiza o Dinamarca

Teniendo en cuenta las tres competencias principales del informe PISA, Lectura, Matemáticas y Ciencia, se aprecia cómo, en el último estudio realizado, la media de lo resultados de Estonia supera ampliamente a la media de los países de la OCDE. Una prueba de ello son los porcentajes de alcance del nivel competencial (6 niveles). En las tres competencias medidas, la OCDE presentó un porcentaje de alumnado casi del doble respecto a Estonia en lo que a alcanzar una puntuación menor al segundo nivel de competencia se refiere. Esto, según Kristina Kallas, ministra de Educación e Investigación del país báltico, podría deberse a la existencia de pocas variaciones entre el nivel competencial de los jóvenes de 15 años (un 10% entre las calificaciones más altas y las más bajas).

Antecedentes y medidas que se han llevado a cabo para alcanzar este éxito

Entre las principales razones que han llevado a Estonia a alcanzar un estatus educativo referencial es su entendimiento de la educación como un símbolo de orgullo nacional. Una buena prueba de ello es visitar la web education estonia destinada a su promoción como gran parte de su estrategia de marca país. Este éxito no es gratuito, pues su gasto en este apartado engloba un 6% del PIB. Asimismo, otro aspecto económico que se relaciona con el sistema educativo de este país es la gratuidad íntegra de los servicios educativos durante el periodo de escolarización obligatoria (7 a 16 años).

Esta flexibilidad educativa se refleja a su vez en la posibilidad de acceder a la educación un año más tarde si el alumnado no está listo para encarar la etapa básica del sistema educativo. Su autonomía también se transfiere a nivel docente y escolar. En el caso de las competencias que alcanzan ambos elementos educativos, la libertad que presentan los docentes se ajusta a la que también poseen las escuelas. Tal y como ha mencionado la exministra de Educación Mailis Reps, al contar con un sistema educativo descentralizado es más simple que cada docente se ajuste a las necesidades de su grupo.

Relacionando la libertad en el aula del profesorado con el reconocimiento social de éste, es importante señalar que Estonia ha aumentado su sueldo un 80% en los últimos diez años. Esto es otro indicador de cómo la educación se ha visto potenciada por el estado.

Estonia, potencia educativa digital

El comienzo de esta innovación tecnológica surgió a raíz del confinamiento vivido durante la primavera de 2020. Para ellos, todo comienza con una buena conexión a internet y unas buenas competencias digitales transmitidas por un personal docente bien formado en este campo. Asimismo, las políticas estatales intervienen en el fomento de las TIC a través de la facilitación a su acceso. 

Algunas medidas que pueden servir de ejemplo para entender la dimensión de este cambio son la reducción de impuestos en tecnología o la accesibilidad a las plataformas gubernamentales digitales mediante documentos de identificación digital. Uno de los datos más significativos respecto a la tecnologización de este país es el aumento de usuarios de internet del 2000 al 2016. Como señala la página Education Estonia, durante estos años se ha pasado de un 29% de usuarios a un 91%.

Dentro del ámbito educativo, algunos datos reseñables respecto al e-teaching son, por ejemplo, el uso de las llamadas e-solutions por parte del 95% de las escuelas estonias y la necesidad de mantener esta educación a distancia por posibles tiempos de crisis. De esta manera, el país báltico se asegura una competencia digital accesible desde el hogar. 

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí