El gobierno aprueba el currículo de Primaria

profesor infantil

No hubo sorpresas y tal y como adelantó a ÉXITO EDUCTIVO José Moyano, presidente de ANELE, el Consejo de ministros ha aprobado el nuevo currículo de Educación Primaria.

Según el ejecutivo se trata de un currículo “basado en competencias y orientado a facilitar el desarrollo educativo y la formación integral de los alumnos y alumnas”. Se empezará a implantar desde el próximo curso 2022-2023 en los cursos impares, primero, tercero y quinto de la ESO.

Novedades

La primera novedad es que en esta etapa volverá a haber tres ciclos de dos cursos. Se subraya que la finalidad de la Educación Primaria es “facilitar los aprendizajes de la expresión y comprensión oral, la lectura, la escritura, el cálculo, las habilidades lógicas y matemáticas, la adquisición de nociones básicas de la cultura, y el hábito de convivencia, así como los de estudio y trabajo, el sentido artístico, la creatividad y la afectividad, con el fin de garantizar una formación integral que contribuya al pleno desarrollo de su personalidad, y de prepararlos para cursar la Educación Secundaria Obligatoria”.

Se insiste particularmente en la lectura, como base fundamental, por lo que, en esta etapa, los centros escolares tendrán que dedicar un tiempo a leer en el aula.

Competencias clave

El nuevo currículo establece ocho competencias clave para Primaria: competencia en comunicación lingüística; plurilingüe; matemática y en ciencia, tecnología e ingeniería; digital; personal, social y de aprender a aprender; ciudadana; emprendedora; y competencia en conciencia y expresión culturales.

Estas competencias se organizan áreas, entre las que destaca el regreso a la asignatura que era popularmente conocida como “cono”: Conocimiento del Medio Natural, Social y Cultural; Educación Artística; Educación Física; Lengua Castellana y Literatura y, si la hubiere, Lengua Cooficial y Literatura, Lengua Extranjera y Matemáticas. A esto se añade Educación en Valores Cívicos y Éticos, que deberá programarse en alguno de los cursos del tercer ciclo, y una segunda lengua extranjera, otra lengua cooficial y/o un área de carácter transversal, cuya implantación queda en manos de las comunidades autónomas.

Serán, precisamente, las comunidades autónomas las responsables de establecer el currículo de esta etapa a partir de las enseñanzas mínimas fijadas por el Gobierno en este Real Decreto. Los centros educativos y el profesorado adaptarán las enseñanzas a los niños y niñas que conforman sus grupos.

Evaluación

Sobre la evaluación del alumnado, esta será “global, continua y formativa” y “tendrá en cuenta el grado de desarrollo de las competencias clave con las que el alumnado aprende a desarrollar estrategias que le permitan responder a los retos del mundo actual”.

El gobierno añade que “cuando el progreso de un alumno o alumna no sea el adecuado, se establecerán medidas de refuerzo educativo y las decisiones sobre la promoción serán tomadas de forma colegiada por todo el equipo docente a la finalización de cada uno de los tres ciclos. La repetición será, en todo caso, una medida excepcional”.

Críticas

No han faltado las críticas, por ejemplo, por este sistema de calificación que excluye las notas numéricas. Se seguirá evaluando con el insuficiente, el aprobado, el bien, el notable y el sobresaliente, pero ya no irán acompañados de su correspondiente nota de 1 al 10.

Sobre algunos contenidos, en concreto sobe la ausencia de algunos de ellos, también ha habido quejas, por ejemplo de la Comunidad de Madrid. No hay mención alguna a las reglas de tres, los números romanos o al dictado, pero se dice que las Matemáticas deben tener un sentido “socioafectivo” y deben ayudar a los alumnos a aprender a gestionar sus sentimientos.

El Consejo de Estado, en su dictamen, daba la bienvenida a métodos pedagógicos que dan un sentido más abierto al contenido de los saberes básicos. Pero también señalaba que el currículo adolecía de «excesiva complejidad, abstracción y dificultad de llevar a la práctica el contenido de los anexos.»

El Consejo Escolar del Estado también ha puntualizado que por primera vez no se detallen los contenidos concretos que tienen que estudiar los alumnos cada curso, y sólo se insista en las competencias.

Tampoco han faltado las críticas que ven una excesiva ideologización en unos contenidos en los que la perspectiva de género está permanentemente presente, pero en los que, por el contrario, no se ha incluido el estudio del sistema solar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí