El Gobierno insiste a las CCAA: uso cero del móvil en Infantil y Primaria

Este miércoles no era el día para llegar a acuerdos oficiales, entre otras razones porque ni estaba previsto ni tampoco hay que partir de cero para implementar una medida, la regulación y limitación del uso del móvil en los centros educativos, que no pocas CCAA ya ejecutan desde hace tiempo y otras están a punto de hacerlo. Por eso la titular de Educación, Pilar Alegría, se resistió a hablar de pacto educativo y se limitó a hablar de alcanzar un “consenso de mínimos” entre todos.

En lo que sí insistió Alegría en que las regiones, competentes en materia educativa, se sumen a su propuesta de que el móvil esté prohibido por completo en las etapas de Infantil y de Primaria, y con condiciones en el resto de etapas. Nada nuevo, pues ya lo había anunciado así en su día la ministra.

Lo que ocurrió hoy es que Alegría presidió una reunión de trabajo con representantes de las comunidades autónomas para avanzar en la regulación del uso de los dispositivos móviles en los centros educativos. Una reunión que debatió sobre la necesidad de dar una respuesta común a una preocupación social como es el uso de estos dispositivos en los colegios.

La reunión, según fuentes ministeriales, se desarrolló en “buen clima” y sirvió para poner de manifiesto la preocupación compartida por el Ministerio y las comunidades autónomas sobre este aspecto.

De hecho, a raíz de la reunión sectorial del pasado 13 de diciembre, siete territorios (incluidos Ceuta y Melilla) han puesto en marcha ya su propia regulación en esta materia, mientras que el resto están en proceso de debate con sus consejos escolares y la comunidad educativa. Otros cuatro contaban ya con algún tipo de regulación.

Alegría ha explicado a las comunidades la propuesta del Ministerio y ha subrayado la importancia de “hacer frente a esta preocupación e inquietud social de manera coordinada. Se trata de contar con una postura común, escuchándonos los unos a los otros, que permita un consenso de mínimos para que luego las comunidades, dentro de su autonomía, puedan realizar sus recomendaciones o instrucciones en un asunto de gran importancia para la sociedad”.

La propuesta trasladada por el Ministerio a las comunidades consiste en un uso cero del móvil en Infantil y Primaria, y en limitarlo a actividades pedagógicas cuando el docente así lo considere en Secundaria, Bachillerato y Formación Profesional. En todos los casos se contemplarán circunstancias excepcionales. Además, hay comunidades que han planteado que en etapas de enseñanzas postobligatorias sean los centros los que puedan establecer el uso.

Esta reunión ha servido para comprobar el interés común de la comunidad educativa en dar una respuesta a esta inquietud. Además, ha evidenciado que las respuestas que se están dando y en las que se están trabajando van en una línea muy semejante a lo planteado por el Consejo Escolar y el Ministerio. Eso al menos es lo que ha transmitido a los periodistas el Ministerio.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí