El Gobierno recula y aplaza la nueva EBAU

Pilar Alegría
AraInfo | Diario Libre d'Aragón, CC BY-SA 2.0 , via Wikimedia Commons

Hasta 15 comunidades autónomas, menos las populares Madrid y Castilla y León, han logrado convencer al Gobierno español para que aplace, parece ser que un año, la implantación de la nueva EBAU.

Una comisión técnica que reunió a la ministra del ramo, Pilar Alegría, y a los consejeros autonómicos competentes en educación ha sido suficiente para que el Ejecutivo se lo piense al menos unos meses más.

Castilla y León y Madrid quieren revertir por completo el plan del gobierno, esto es, que haya una EBAU única para todo el territorio español. El resto de CCAA están más por la labor de seguir con lo previsto, pero afinando las cuerdas.

Por ejemplo, la prueba de madurez dejará de contar el 75% de la nota final del alumno y pasará a tener un peso del 60%. No es mucho, pero es significativo.

Pero, sobre todo, lo que ha hecho a la titular de la cartera de Educación desacelerar el ritmo a la hora de aplicar su EBAU es que la LOMLOE, la última reforma educativa aún no se ha desarrollo por entero y quizás haya que asentar las novedades antes que ajustar la EBAU.

Tampoco los agentes de la comunidad educativa están del todo satisfechos con los planes de la EBAU. Hasta la Real Academia intervino no hace mucho tras recibir una petición de profesores afectados.

El Pleno de la RAE examinó un documento que le ha sido remitido por un grupo de coordinadores de las pruebas de acceso a la universidad de varias comunidades autónomas, sobre la propuesta de un nuevo modelo de acceso a la universidad, y resolvió compartir las principales “insuficiencias” de la propuesta ministerial que los profesores mencionados han hecho notar”.

En particular, se trata de la reducción “considerable” de los contenidos de lengua y literatura que los estudiantes deben dominar, con el argumento de que han de potenciarse en su lugar las competencias que supuestamente han de adquirir.

También la Comisión de Educación de la Red Española de Filosofía, que integra a los decanatos de las facultades de Filosofía, al Instituto de Filosofía del CSIC, y a casi cincuenta asociaciones de filosofía de todo el país manifestó hace unos días su “profunda preocupación ante el grado de opacidad con que se está elaborando la nueva prueba de acceso a la universidad (EBAU) por parte de las autoridades del Ministerio de Educación y Formación Profesional”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí