El Gobierno solventa in extremis el problema de los contratos de los investigadores con un real decreto

Un Real Decreto permite las contrataciones de investigadores

Pese a los reiterados avisos de los rectores de las universidades españolas a través de CRUE, la Reforma Laboral no había tenido en cuenta las peculiaridades del trabajo de los investigadores en España. Desde la plena entrada en vigor de la ley el 31 de marzo, ya no era posible realizar contratos por obra o servicio. Tampoco a los científicos e investigadores, en tanto no entre en vigor la Ley de la Ciencia, actualmente en trámite parlamentario. Para salvar la situación y no dejar en el aire tanto a muchos investigadores como a muchas investigaciones, el Consejo de Ministros ha recurrido de nuevo a la figura de un real decreto para facilitar la contratación indefinida en el Sistema Público de Ciencia.

Justificación

De esta manera unos 20.000 investigadores en España podrán ser contratados de forma indefinida. Según ha explicado en la rueda de prensa tras el Consejo Isabel Rodríguez, ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, estos investigadores “están sometidos a especiales dificultades en el ámbito de la ciencia en cuanto al empleo y, con este acuerdo, logran estar como indefinidos en el sistema de ciencia, era una demanda muy importante». El objetivo de reducir la temporalidad de la Reforma Laboral, chocaba con las peculiaridades del sistema de contratación e investigación.

La portavoz del Ejecutivo ha explicado que el real decreto avanza el tipo de contratación previsto en la Ley de Ciencia «para evitar incertidumbre jurídica» y «que los investigadores tengan esa condición de contratados indefinidos para darles seguridad, tranquilidad y, en definitiva, certezas en su carrera profesional».

Mayor estabilidad

La ministra de Ciencia e Innovación, Diana Morant, ya había anunciado que la intención del Ejecutivo era ofrecer una solución transitoria a los investigadores con contrato por obra y servicio desde el momento en el que entraba en vigor la reforma laboral y hasta que esté vigente la ley de ciencia.

«Este decreto viene a ofrecer más estabilidad y va a beneficiar a miles de investigadores, personal técnico y de gestión que aún encadenan contratos temporales en universidades, centros de investigación y en consorcios de nuestro país», ha explicado Morant.

Asimismo, ha detallado que el Real Decreto Ley está alineado con la reforma laboral y permite adelantar la modalidad de contrato indefinido que ya estaba contemplada en la reforma de la Ley de la Ciencia.

En una nota hecha pública por el Ejecutivo, se señala que esta figura contractual, que recoge las singularidades del sistema de I+D+I, no está sujeta a los límites de la oferta de empleo público ni a las tasas de reposición.

Por su parte, el ministro de Universidades, Joan Subirats, ha subrayado que esta medida permite un sistema de ciencia, investigación y universidad más sólido y más justo y ayuda a que las universidades tengan todas las garantías para poder seguir avanzando en los proyectos de investigación que tienen entre manos.

De momento la CRUE no ha hecho pública su valoración sobre esta solución de compromiso elaborada por el Gobierno.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí