El juego favorece el rendimiento académico, pero solo asociado a la valía del premio, según estudio

three men laughing while looking in the laptop inside room

Un estudio de Universitat de les Illes Balears y la Universidad Católica de Murcia concluye que la mejora del rendimiento académico por la aplicación de mecánicas de juego en el entorno universitario se asocia al incremento de la sensibilidad por los premios. Se prueba que el juego anima al estudio, pero no tanto por el deseo del estudiante por estudiar, como podría pensarse, como por la idea de ser recompensado.

La ludificación consiste en aplicar mecánicas, dinámicas y elementos propios de los juegos, como por ejemplo la competencia, los desafíos, las recompensas, las puntuaciones y las clasificaciones, en áreas que no están relacionadas directamente con el juego, como es el caso de los entornos educativos.

Según los investigadores, si bien existe una fuerte relación entre el uso de la ludificación y el incremento del rendimiento académico de estudiantes universitarios, aún queda pendiente saber por qué ocurre esto.

Clásicamente, se ha aludido a que el efecto es debido a un incremento de la motivación de los alumnos, pero no hay datos concluyentes sobre si es debido a que aumenta el placer por aprender, esto es, motivación intrínseca, o es por las recompensas y premios asociados, es decir, motivación extrínseca.

De las dos opciones, la más beneficiosa a largo plazo es la motivación intrínseca porque ayuda a los estudiantes a comprometerse y a dedicar tiempo y esfuerzo a sus estudios, así como a volverse más resilientes y persistentes frente a los obstáculos y dificultades que puedan aparecer.

Así pues, es relevante poder responder a la siguiente pregunta: ¿es la ludificación una estrategia que ayuda a que a los alumnos universitarios les guste aprender por el mero placer de aprender?

Para dar una respuesta a esta pregunta, un equipo de investigadores de distintos departamentos de la Universitat de les Illes Balears y de la Universidad Católica de Murcia realizaron un estudio en el primer curso del grado en Psicología de la UIB.

Según informa la UIB, los investigadores plantearon diversos tríviales a través de un software a lo largo del semestre. Los resultados mostraron que la motivación intrínseca no se vio afectada, pero la motivación extrínseca se vio incrementada en cada grupo de clase después de haber utilizado la ludificación en clase.

Por tanto, ¿la ludificación incrementa la motivación hacia el aprendizaje? Sí, según los autores del trabajo. Ahora bien, este incremento de la motivación se da a costa de incrementar la sensibilidad a los elogios y recompensas derivados de

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí