La Generalitat advierte al Parlamento Europeo, que examina el modelo de inmersión, que el catalán “no se toca”

La Comisión de Peticiones del Parlamento Europeo visita estos días Cataluña con el propósito de examinar el modelo de inmersión lingüística y responder a la queja planteada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB). Desde este lunes hasta el miércoles, una delegación de seis europarlamentarios se encuentra en Cataluña para comprobar ”in situ” el impacto que el modelo de inmersión lingüística obligatoria en catalán tiene para los alumnos castellanohablantes, especialmente para los alumnos con necesidades especiales y los que se incorporan al sistema educativo catalán llegados desde otras CCAA, países europeos o extracomunitarios.

La Generalitat espero a este martes para salir a su encuentro y advertir que, a pesar de todo, el “idioma catalán” no se tocará, al tiempo que criticó al PP por esta iniciativa.

Esta misión se produce como respuesta a la queja n.º 0858/2017 presentada por la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) a finales del año 2017 ante la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo (PETI). En estos más de cinco años la AEB ha aportado documentación, testimonios y pruebas que demuestran la exclusión del español/castellano en las aulas catalanas y las perjudiciales consecuencias para la formación de los alumnos catalanes.

En sus escritos e intervenciones ha puesto de manifiesto que el régimen lingüístico educativo catalán vulnera algunos de los principios fundamentales de la Unión Europea. Lo argumenta la AEB en que la Unión Europea se fundamenta en el respeto al Estado de Derecho (artículo 2 del Tratado de la Unión Europea) y las instituciones públicas española y catalana incumplen las sentencias de los Tribunales que reconocen el derecho de los alumnos a ser escolarizados también en castellano, al tiempo que es contraria a la exclusión social y la discriminación, fomenta la justicia y la protección social y combate la desigualdad y la desprotección de los derechos del niño (art. 3.3 del Tratado de la Unión Europea).

También recuerda que la Unión Europea declara que todas las personas son iguales ante la ley, prohíbe toda discriminación, y en particular la ejercida por razón de lengua y tiene que respetar la diversidad cultural y lingüística (artículos 20, 21 y 22 de la Carta de Derechos Fundamentales de la Unión Europea). En este sentido, la realidad es que la discriminación de los castellanohablantes en Cataluña es contraria a esos principios, a juicio de la AEB.

Además, subraya la AEB, todo ciudadano de la Unión tiene derecho a circular y residir libremente en el territorio de los Estados miembros (artículo 45 de la Carta de los Derechos Fundamentales), por lo que, en su opinión, “la discriminación lingüística a los castellanoparlantes que se da en los centros educativos de Cataluña supone una restricción a la libertad de circulación de los niños y de sus familias dentro del Estado”.

Las recomendaciones del Consejo Europeo relativas a la enseñanza en lengua materna, a la integración de niños con discapacidad en los sistemas de enseñanza y sobre multilingüismo son también desatendidas, denuncia la AEB. En el curso del expediente, la AEB ha comparecido tres veces ante la Comisión PETI. Desde la primera intervención, en abril de 2018, “los eurodiputados nacionalistas y de la izquierda española”, explica, “han maniobrado para conseguir el cierre de la queja y de la investigación”.

De este modo, en 2020, en la segunda intervención ante PETI3, la AEB solicitó formalmente la aprobación de la misión. Su petición se apoyaba en los resultados del informe de proyectos lingüísticos elaborado por la AEB en 2019 y que demostraban que no es posible estudiar en castellano en ningún centro público docente en Cataluña. En febrero de 2022, la AEB advirtió a la Comisión de Peticiones que la Generalitat pretendía incumplir la ejecución de la sentencia que obligaba a todos los centros públicos educativos a impartir al menos un 25% de las asignaturas troncales en castellano y que “el Gobierno de España se mostraba pasivo ante ese hecho”.

El 25 de octubre de 2022, “en una tensa sesión de los coordinadores de PETI, se aprobó la misión”. “Desde esa fecha, los partidarios de la inmersión obligatoria han redoblado sus esfuerzos para evitar que la delegación se desplace a Cataluña”. Así, en febrero 2023 se intentó desprestigiar el hearing de expertos; la Mesa del Parlament solicitó al Parlamento Europeo que revirtiera su aprobación; y “se ha tratado de descalificar sin éxito ante la Presidencia del Parlamento Europeo a la presidenta de PETI, Dolors Montserrat, por su ideología”.

El objeto de la visita de los eurodiputados de la Comisión de Peticiones tiene como fin recopilar en Cataluña información y datos sobre el tema denunciado en la queja n.º 0858/2017. La agenda de los tres días de visita de los seis eurodiputados será debatida y aprobada en las próximas semanas.

Enfado en la Generalitat

La respuesta no se hizo esperar tras la reunión del Consell de este martes. La portavoz del Govern, Patrícia Plaja, denunció este martes el uso “partidista” de los recursos del Parlamento Europeo por parte del Partido Popular para intentar desacreditar el modelo de escuela catalana.

Aseguró, no obstante, que el Gobierno catalán se ha puesto “a plena disposición” de los eurodiputados que están en Cataluña para analizar el modelo de inmersión lingüística por “respeto institucional” y porque “no hay nada a esconder”, a pesar de ser consciente que la misión tiene por objetivo utilizar los recursos del Parlamento Europeo de forma “partidista y sesgada” por parte del Partido Popular Europeo para intentar desacreditar el modelo de escuela catalana.

“Vienen ya con un discurso manipulado y una idea predeterminada. Es una visita que, realmente, no tiene ningún interés en conocer nuestro modelo educativo”, ha denunciado.

“Que les quede claro que el modelo de escuela catalana no se toca más que para mejorarlo y fortalecerlo. Y el catalán, esta lengua que, por motivos absolutamente inexplicables e irracionales, tanto les molesta que se hable en la calle, en las escuelas y en las instituciones, más bien que tarde será también lengua oficial, lengua de pleno derecho, en todas las instituciones europeas y mientras tanto el Gobierno destinará esfuerzos y recursos para continuar fortaleciéndola en nuestra casa”, ha remachado.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí