El salario de los profesores españoles, por encima de la media UE23 y OCDE

Profesor

La queja permanente de que el ejercicio de la docencia está mal remunerada en España no deja de estar bien argumentada, pero ello no entra en conflicto con un hecho incontestable a la luz de las estadísticas oficiales, si es que pueden servir de consuelo. Y es que para todos los niveles educativos, el salario del profesorado en España es superior al salario medio de los países de la OCDE y de la UE23. Por contra, bien es verdad, el tiempo necesario para alcanzar el salario más alto en la escala es en España de los mayores de la OCDE.

De acuerdo con el último informe ‘Panorama de la Educación. Indicadores de la OCDE 2020’, si se compara la retribución salarial del profesorado español con la del resto de los países, es alta al inicio de la carrera docente, de hasta 35.760 euros en Primaria, si bien moderada al final de dicha carrera, hasta 56.528 euros en la segunda etapa de Secundaria, teniendo en cuenta que España es uno de los países en el que los profesores necesitan más años para alcanzar el máximo en la escala retributiva. Una cosa por otra.

Como es fácil observar, el salario de los profesores supone uno de los mayores gastos del presupuesto educativo y tiene un impacto directo en el atractivo de la profesión docente, de acuerdo con las conclusiones de los expertos del citado informe, en lo que concierne a la situación en España. Además, subrayan los redactores del estudio, el salario influye a la hora de decidirse por iniciar una carrera docente o, por ejemplo, permanecer en la profesión y querer ser director de un centro educativo.

En la mayoría de los países de la OCDE, el salario del profesorado aumenta con el nivel de educación y con los años de experiencia. Así, el salario inicial de un profesor que enseña en la segunda etapa de educación secundaria es superior al de un profesor que enseña en educación primaria, con una diferencia del 8,4 % en los países de la OCDE y del 6,4 % en los países de la UE23.

En España esta diferencia es del 11,6%. México es claramente el país con la mayor diferencia, con un 140,4 %, seguido de Noruega con el 20,9 %. Brasil, Grecia, Inglaterra, Irlanda, Japón y Portugal pagan el mismo salario inicial a sus profesores independientemente del nivel educativo en el que estos enseñan

Igualmente, si se atiende al número de años de experiencia, el salario aumenta durante el desarrollo de la carrera profesional de los docentes, aunque los años necesarios para alcanzar el salario máximo difieren en cada país. En la media de la OCDE, el salario máximo se alcanza a los 26 años de experiencia, mientras que para la UE23 se alcanza a los 29 años.

España se encuentra entre el grupo de países que necesitan más años para conseguirlo, 39 años, ya que los salarios incorporan complementos que se van incrementando con la antigüedad durante toda la carrera docente. Otros países con un número elevado de años necesarios son Grecia (36 años), Japón (36), Italia (35 años) o Portugal (34 años). Los países analizados en los que se alcanza el salario máximo en el menor número de años son Noruega (16 años) y Finlandia (20 años).

Por resumir, de media, los salarios reglamentarios de los docentes españoles con la cualificación máxima en lo más alto de su escala salarial son entre un 78% y un 80% más altos que los de los docentes con la titulación mínima al inicio de su carrera en educación Preprimaria (CINE 02), Primaria y Secundaria general.

En España, los salarios máximos son entre un 42% y un 51% más altos que los salarios mínimos en cada nivel educativo. Entre 2005 y 2019, en la media de los países de la OCDE los salarios reglamentarios de los profesores con 15 años de experiencia y cualificación más habitual, a precios constantes, aumentaron entre un 5% y un 7% en primaria y secundaria general, a pesar de una disminución de los sueldos tras la crisis financiera de 2008. En España, el salario del profesorado de estos niveles disminuyó entre un 2 % y un 4 %.

Con todo, como acaba de apuntarse, el informe no oculta que “no se ha recuperado en España el nivel salarial del profesorado anterior a la crisis económica de 2008”, encontrándose este aún por debajo del salario medio de 2005, mientras que la media de la OCDE presenta valores superiores.

El salario de un director

Por su parte, el salario mínimo de un director de primera etapa de Educación Secundaria es un 48,5 % superior al de un profesor para la media de países de la OCDE. En España supone una diferencia de un 25,3% favorable al salario de los directores.

El salario máximo de un director de primera etapa de educación secundaria es un 47,0 % más que el salario máximo de un profesor en la media de la OCDE, un 41,0 % más en la media UE23 y un 31,3 % más en España.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here