Encarna Cuenca (Consejo Escolar del Estado): “No debemos escatimar esfuerzos para ser buenos maestros”

La presidenta del Consejo Escolar del Estado, Encarna Cuenca, inauguró este jueves el XVI Congreso de Escuelas Católicas que se celebra en el Palacio de Congresos de Granada del 24 al 26 de noviembre, con el lema “Inspiradores de Encuentros”. En su intervención incidió en la importancia que tiene el encuentro en la educación porque facilita la escucha, que permite conocer qué piensan los alumnos, y lograr lo mejor de cada uno de nuestros alumnos.

Asimismo, habló del Consejo Escolar del Estado como el lugar de encuentro de la educación donde se congregan las distintas opiniones, que se convierten en modelos de inspiración. Un lugar, donde, insistió, se da mucha importancia a la opinión del alumnado. Y afirmó que «no debemos escatimar esfuerzos para ser buenos maestros».

En el acto de inauguración participó también la subdirectora general de Cooperación Territorial e Innovación Educativa del Ministerio de Educación, María Purificación Llaquet, quien en representación del Secretario de Estado de Educación, recordó que la inspiración, la innovación y la creatividad son elementos imprescindibles para que la educación pueda afrontar los cambios. Reconoció además que la innovación, la tecnología, a pesar de sus riesgos, ofrece ventajas, pues abre vías de “interconexión centros”, facilita el conocimiento de saberes, e impulsa la “creatividad del alumnado”.

Por su parte, Miguel Canino, como presidente de Escuelas Católicas Andalucía, agradeció la asistencia a todos los congresistas por “venir a esta tierra caracterizada por su capacidad de acogida y de encuentro a lo largo de la historia, llena de encanto, embrujo e inspiración”, y les invitó “ abrir los ojos del corazón para vivir un Congreso, un encuentro lleno de inspiración”.

Los educadores, inspiradores de encuentros

Fue el secretario general de Escuelas Católicas, Pedro Huerta, el encargado de dar la bienvenida a los cerca de 2.000 educadores reunidos durante tres días en Granada. Según sus palabras, que la escuela católica dedique un congreso al “encuentro”, especialmente después de los dos últimos años donde las posibilidades de encuentro se han reducido, es “apostar por uno de los elementos esenciales de la misión educativa”.

“La escuela», subrayó, «es un lugar privilegiado para inspirar encuentros, y los educadores estamos llamados a ser inspiradores de encuentros”. Un encuentro que se hace realidad en la enseñanza de las materias, pero también en la búsqueda de interpretaciones, realidades, valores y comportamientos.

Inspirar encuentros, en opinión de Pedro Huerta, “no es tarea menor”, requiere de todos los que forman parte de la aldea de la educación, de salir de “nuestros invernaderos”, de la “autorreferencialidad” para que el encuentro con el entorno y con los otros sea posible, buscando un pacto que mejore las relaciones.

Para ello, reclamó, además, un diálogo “sincero y constructivo, que nos implique a todos en la escucha mutua y en la participación para la mejora de nuestro sistema educativo”.

Agradeció, asimismo, la presencia de una numerosa representación de instituciones educativas nacionales e internacionales, así como la colaboración de los patrocinadores para hacer posible este gran evento educativo: Banco Santander, McYadra, SM, Edelvives, Edebé y Serunión.

Homenaje a José Mª Alvira

Durante la inauguración se vivió también un momento muy especial cuando se rindió homenaje a José Mª Alvira, religioso marianista y secretario general de Escuelas Católicas de 2012 a 2020, a quien debido a la pandemia no se le pudo realizar en su momento la despedida que merecía.

Un vídeo de reconocimiento a su trayectoria durante esos ocho años y unas cariñosas palabras de la presidenta de Escuelas Católicas, Ana María Sánchez, sirvieron para reconocer su trabajo en defensa de la libertad de enseñanza y de la escuela católica, y para poner en valor su generosidad, entrega, coherencia, constancia y fe. “José Mª Alvira ha dedicado toda una vida a la educación, es un hombre que ha cultivado el encuentro, que nos ha ayudado con su capacidad de diálogo”, concluyó.

José Mª Alvira, quien afirmó que Escuelas Católicas aporta algo muy positivo al entramado asociativo, fiel a sus principios, pero abiertos a otras realidades y organizaciones. Recordó el enriquecimiento que tuvo para la institución el contacto con gobiernos nacionales y autonómicos, con organizaciones, patronales, entidades, medios de comunicación, Iglesia, personalidades… “Esas relaciones nos enriquecen, y nos gustaría seguir siendo desde Escuelas Católicas inspiradores de encuentros”, aseguró.

Además, recordó agradecido el trabajo con las sedes autonómicas, y la labor en la sede nacional, y cómo hace 10 años dijo “sí” a la propuesta de la institución, porque sabía que contaba con un “equipo formidable” que le ofreció tranquilidad y al que ha estado muy agradecido.

Tras sus palabras, la presidenta de Escuelas Católicas, entregó a José Mª Alvira una placa conmemorativa en recuerdo de su labor en la institución.

El acto finalizó con la actuación musical de Gaudea, docente en el Colegio Sagrado Corazón de Jesús, y cantante que ha compuesto canciones para la cabecera de RTVE «Todos en Casa» y que ha sido ganadora del Premio Joven Festimad 2018, y que en esta ocasión interpretó una canción que ha escrito en exclusiva para el congreso, y que se puede escuchar en el canal de YouTube de Escuelas Católicas.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí