Escolas Católicas de Galicia denuncia que el cierre de aulas concertada ataca a la libertad de elección

Escolas Católicas de Galicia denuncia que el cierre de aulas concertada ataca a la libertad de elección

Escolas Católicas de Galicia ha denunciado la decisión de la Consellería de Educación que ha ordenado el cierre de varias aulas de colegios concertados sobre todo de la provincia de Pontevedra. En un comunicado asegura que la medida supone una lesión a la libertad de elección de centro de las familias, que sólo busca un ahorro económico, y que va a empeorar la calidad educativa.

Resoluciones

Según el comunicado de Escolas Católicas la Consellería de Educación ha remitido a varios centros escolares pertenecientes a su red, resoluciones provisionales de modificación de sus conciertos educativos que suponen el cierre de unidades, especialmente en la etapa da Educación Infantil para el curso 2022-2023.

La Administración educativa exige que varios de estos centros mantengan una relación media de alumnos y alumnas muy superior a la existente en los centros del entorno, lo que constituye una actuación arbitraria que vulnera totalmente la normativa de conciertos vigente.

Denuncia de la medida

Escolas Católicas, la patronal CECE, la CONGAPA -representante de las familias- y los sindicatos FSIE, SNEP y USO se han unido para denunciar que detrás de esta medida, tomada de forma unilateral y sin negociación de ningún tipo, se esconden “una vez más políticas de ahorro en un ámbito tan importante como es el educativo y en un momento en el que se implanta una nueva ley”. Una medida que consideran que perjudica a alumnos, docentes y familias.

Las entidades consideran que la decisión es contraria a la defensa de la escolarización inclusiva, y reprocha a la Consellería que sus responsables apuesten por ella en sus manifestaciones públicas, cuando sus decisiones lo que hacen es aumentar las dificultades que afrontan estos centros, derivadas de la falta de recursos y apoyo por parte de dicha administración. En esta línea, conviene recordar que los colegios concertados llevan años reclamando, incluso ante el Valedor do Pobo, recursos como por ejemplo la dotación de orientadores, para atender a este alumnado que, segun datos de la propia Consellería, suponen un 66% de los niños y niñas con necesidades de apoyo educativo del sistema educativo gallego.

Pérdida de puestos de trabajo

Además, Escolas Católicas destaca que mientras en otras comunidades autónomas se negocian medidas organizativas que eviten la pérdida de puestos de trabajo afectados por dichos cierres y así facilitar una atención educativa de calidad para todos, la aplicación de esta medida en Galicia supone que un buen número de docentes pierdan su empleo.

Por último, añaden que esta decisión, además de suponer una bajada de la calidad educativa, lesiona la libertad de elección de centro por parte de las familias y es contraria al espíritu de la Constitución Española. Y recuerdan que el Tribunal Supremo en reiteradas sentencias, ha establecido que la argumentación de la administración, basada en una supuesta subsidiariedad de la red concertada, no es defendible en nuestro ordenamiento jurídico.

Escolas Católicas, representa al 50% de la educación concertada, en la que está escolarizado el 29% del alumnado de la comunidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí