Escuela para Todos llama a la calma a Prohens y a VOX a la hora de regular el español en la escuela balear

Escuela de Todos Baleares (PLIS y SCB) recuerda en un comunicado que el punto 54 del pacto de investidura entre el PP y VOX, que permitió desbancar al gobierno de coalición de la hoy presidenta del Congreso, la socialista Francina Armengol, procatalanista durante su gestión, obliga a elección de lengua de primera enseñanza, de 3 a 8 años, y a elección de primera lengua en el resto de las etapas, “no a la libre elección de lengua”.

Esta plataforma llama a la calma de ambas formaciones, envueltas en los últimos días en una polémica que ha desestabilizado el pacto suscrito en su día. También recuerda Escuela para Todos al Gobierno balear que debe aplicar ya la jurisprudencia del 25 por ciento, sin esperar que los tribunales le obliguen a ello.

“Ni el PP debe limitarse, como parece que quiere hacer, a garantizar la libre elección de lengua en la primera enseñanza, de 3 a 8 años, dejando que continúe la inmersión en catalán en el resto de las etapas, ni VOX debe exigir la libre elección de lengua en todas las etapas. La solución está en un punto intermedio de conjunción”, afirma en el comunicado.

PLIS. Educación, por favor y SCB recuerdan a los dos partidos que el punto 54 del pacto de investidura obliga a dos compromisos: garantizar el derecho de los padres, reconocido por la Ley de Normalización, a elegir lengua en primera enseñanza, es decir, de 3 a 8 años, y poder elegir primera lengua en el resto de las etapas.

Por una parte, juzga la plataforma, “el PP parece querer limitarse al primer punto, primera enseñanza, y dejar las cosas como están ahora a partir de los 8 años, es decir, inmersión en catalán, y VOX parece dispuesto a romper el segundo compromiso, al defender dos vías de inmersión pura, en catalán o en castellano”.

Para PLIS y SCB, el problema radica en qué hacer una vez que los alumnos han terminado su etapa de primera enseñanza a los 8 años. “No hay otra solución que cumplir el pacto de conjunción: los padres deben poder elegir, a partir de los 8 años, primera lengua, catalán o castellano, para que sus hijos reciban en ella la enseñanza de las materias principales o troncales y para que se imparta en la segunda lengua, castellano o catalán, el resto de las materias.

PLIS y SCB recuerdan también al Gobierno balear, que en paralelo a la implantación de la elección de primera lengua, debe transmitir ya a los centros la instrucción de que en los proyectos lingüísticos, en cumplimiento de la jurisprudencia, se incluya la obligación de impartir en castellano o en catalán un mínimo del 25 por ciento del horario lectivo y en al menos una área, materia o asignatura no lingüística de carácter troncal.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí