Escuelas Católicas celebra que se inste al Gobierno a garantizar la libertad de centro

Escuelas Católicas

Escuelas Católicas reconoce la importancia de que el Congreso de los Diputados haya aprobado esta semana dos proposiciones no de ley en las que se insta al Gobierno a “garantizar la libertad de las familias para elegir el tipo de educación y el centro educativo que quieren para sus hijos”, incluidas aquellas que tienen hijos con necesidades educativas especiales.

La primera proposición no de ley, aprobada en Pleno el pasado martes con los votos del PP, Ciudadanos y PNV, pide al Gobierno además de que se adopten medidas para garantizar la libertad de elección de centro educativo, “que se promueva y respalde la autonomía organizativa y pedagógica de los centros”; y se adecue “el modelo de financiación de la escuela concertada con el fin de garantizar el acceso a la misma de todas las familias en condiciones de igualdad”.

En el caso de los alumnos con necesidades educativas especiales, la proposición no de ley, también iniciativa del PP, y aprobada ayer por la Comisión del Educación con el apoyo de Ciudadanos, pide al Gobierno que se “implementen los recursos humanos y materiales necesarios para garantizar una educación de calidad, en equidad a todos los alumnos con discapacidad ya estén estos escolarizados en centros ordinarios o en centros de Educación Especial”.

Asimismo, solicita que la oferta educativa sea plural para que los padres puedan elegir libremente tanto el tipo de centro, como si quieren escolarizarlos en la red pública o en la privada concertada.

Escuelas Católicas valora muy positivamente ambas iniciativas porque suponen una defensa de la libertad de enseñanza y del derecho de las familias a elegir la educación que quieren para sus hijos, así como un reconocimiento a la enseñanza concertada como garante de igualdad de oportunidades.

Educación especial

Esta iniciativa merece una singular valoración por parte de Escuelas Católicas, que considera que se trata de un colectivo más vulnerable donde el hecho de que los padres tengan libertad para elegir un centro ordinario o un centro de Educación Especial es primordial. La existencia de ambos modelos educativos es positiva y hace posible una educación inclusiva donde cada alumno recibe la atención personaliza y adecuada según sus necesidades específicas, tanto en unos centros como en otros.

Escuelas Católicas actualmente integra a más de 2.000 colegios:

  • 396 centros ordinarios con alumnos con necesidades educativas especiales.
  • 43 centros de Educación Especial.

En total escolariza al 20,3% de alumnos con necesidades educativas especiales de toda España, un porcentaje superior al que le correspondería de acuerdo a su representación en el sistema educativo.

Escuelas Católicas considera que estas iniciativas aprobadas en el Congreso tienen que ser tenidas en consideración por el Gobierno y trasladadas a cualquier futura norma que se plantee aprobar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here