Escuelas infantiles privadas, en medio del doble drama

Como informábamos ayer la situación de muchas escuelas infantiles es dramática, pues a la crisis sanitaria y educativa se suma su especial desprotección en esta alerta sanitaria. En ÉXITO EDUCATIVO hemos hablado con propietarios y profesionales de algunas escuelas infantiles para que nos cuenten como están viviendo la situación y nos trasladen sus inquietudes.

Silvia Zamorano es directora de la Escuela Infantil Educa Sonris@ en la localidad madrileña de Valdemoro. En su testimonio recalca su carácter educativo: «somos ESCUELAS INFANTILES, no guarderías, ni ludoteca. Somos el primer tramo de la educación reglada, y así es reconocido en la Ley y normativas que nos amparan». Justifica su labor pedagógica a través de su labor diaria: «dimensionamos recursos en función del curso escolar, diseñamos programaciones didácticas exhaustivamente, evaluamos, formamos y estimulamos el desarrollo integral de los peques; orientamos y asesoramos a las familias.. entre otras muchas funciones». Ante los que consideran esta etapa como un mundo aparte argumenta que «la única diferencia que tenemos con otros ciclos o etapas esta relacionada con el horario que en nuestro caso puede ser media jornada o jornada Completa y con horarios ampliados para que las familias puedan conciliar la vida laboral y personal. Tenemos una responsabilidad y compromiso moral con nuestros peques».

Esta opinión la comparte Marta Fernández de la Escuela el Bosque Encantado que defiende el carácter científico de su labor docente: «trabajamos durante los primeros años de vida de los niños durante los cuales, la evidencia científica ha constatado que se forja la base de la personalidad y el desarrollo integral de la persona. El gran trabajo que se realiza día a día en nuestros centros a todos los niveles, desde el educativo hasta el de asesoramiento a la familia, merece un gran respeto y consideración, tanto como el resto de las etapas educativas».

Emergencia frente al coronavirus

Silvia Zamorano explica la situación de exclusión y el agravio que viven: «esta pandemia nos ha excluido del sistema educativo. Los centros educativos fueron cerrados el pasado 11 de marzo pero todos, a excepción de Educación Infantil (0-3) Privada, podían responder a sus obligaciones docentes de manera online salvo nuestra etapa. Toda financiación fue mantenida, salvo nuevamente nuestra etapa donde fueron canceladas las becas 0-3». También recalca el drama que suponen ser negocios familiares y el riesgo de «desabastecimiento» educativo para las familias el próximo curso: «la mayoría de estas escuelas son pequeñas y familiares con ingresos básicos para cubrir gastos y está situación, sin ningún tipo de ayuda directa en el caso de la Comunidad de Madrid, ha llevado al cierre de muchas de ellas por no poder hacer frente a los pagos, con lo que muchos niños se quedarán el próximo curso sin plaza».

La indignación por falta de ayudas también la comparte Marta Cristóbal de «El Mundo de Mozart»: «actualmente me siento defraudada como educadora de cómo nos están tratando el Gobierno de la Comunidad de Madrid, de un día para otro cierran nuestros centros educativos y nos niegan cualquier tipo de ayuda, cuando en otras comunidades autónomas si apoya la educación 0 a 3 años. Esto me demuestra que existe un absoluto desconocimiento del trabajo que realizamos en el aula».

Veremos en los próximos días si el anuncio del Gobierno de incluir a las Escuelas Infantiles en la FASE 2 de desescalada ayuda a paliar su difícil situación. Seguiremos informando.

 

 

 

Redacción
Author: Redacción

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here