España está bien posicionada en las nuevas tecnologías en educación según un informe de Google

España tiene una buena situación para aprovechar las nuevas tecnologías educativas, según un estudio de Google. El pasado día 22 publicábamos una información sobre un informe que ha elaborado la compañía tecnológica sobre el futuro de las aulas. En él detalla las 8 tendencias emergentes que detecta a nivel global en la educación Primaria y Secundaria. El gigante tecnológico también ha realizado una edición para España en la que se centra en tres de esas 8 tendencias emergentes: responsabilidad digital, pedagogía innovadora, y aprendizaje guiado por el alumno.

España optimiza los recursos

Google destaca que España es uno de los líderes en educación infantil en el mundo, ya que el 96 % de los niños españoles de tres años recibe educación infantil, muy por encima de la media de la OCDE, que es del 76 %. Nuestro país introduce el uso de las tecnologías desde edades tempranas, lo que prepara a los alumnos para un futuro digital brillante, según el informe.

En general, los españoles sienten que la tecnología mejora la educación y la motivación de los alumnos y que abre más canales de comunicación. Un 58 % de los profesores de nuestro país afirma que un gran beneficio del uso de las tecnologías es una comunicación más fluida con padres y alumnos, y un 53 % sostiene que estas tienen un efecto positivo sobre la motivación de los alumnos.

La extensión del uso de las TIC en la educación se refleja en otras cifras, como que el 64 % de los alumnos españoles de entre 12 y 19 años utiliza un teléfono inteligente para hacer los deberes. Dos de cada tres centros de formación preuniversitarios disponen de sistemas digitales interactivos, y el 41 % de los profesores en España utiliza pizarras interactivas en sus clases, frente al 33 % de la media internacional.

Responsabilidad digital

Según el informe, los padres quieren que los colegios ayuden a los alumnos a mantener relaciones saludables con la tecnología y a que exploren el mundo digital con seguridad y confianza. Los niños navegan por Internet a edades cada vez más tempranas, en España el 70 % de los menores de entre 10 y 15 años tiene su propio teléfono inteligente, y no siempre son capaces de hacer un uso seguro de él.

Pese a las cifras altas de acoso escolar que se registran en España, tanto de bullying en línea como presencial, los menores, en muchos casos, no tienen la formación suficiente para garantizar su propia seguridad. Sólo el 24 % de las chicas y el 15 % de los chicos de entre 9 y 12 años asegura saber cambiar los ajustes de privacidad de un perfil de redes sociales. Y solo un tercio (un 32 %) de los menores incluidos en esa franja de edad afirma ser capaz de hallar información sobre cómo usar Internet de forma segura.

El papel de los jóvenes

Google señala que, según los estudios, los propios jóvenes pueden informar sobre los comportamientos en línea y ayudar a otros compañeros a desarrollar destrezas digitales responsables dentro del aula. Por su parte, el 60 % de los profesores considera que aprender competencias digitales y un uso responsable es una de las ventajas principales del uso de las tecnologías en el aula.

El informe apuesta por integrar la seguridad en la red como parte de las asignaturas escolares ya que enseña a los alumnos cómo afrontar, más que evitar, los riesgos en línea y contribuye a que tengan una mayor comprensión de la alfabetización, seguridad y ciudadanía digitales.

Pedagogía innovadora

Una ventaja de la tecnología es que los profesores motivados tienen clases más comprometidas y que su uso permite agilizar las tareas administrativas para centrarse en la enseñanza.

Para el 87 % de los profesores en España una de las principales ventajas de la tecnología es que les permite buscar, editar y crear contenido con mayor facilidad, además de conectar con profesores afines con los que compartir conocimientos y recursos.

Sin embargo, solo un 46 % de los profesores españoles considera que cuentan con suficiente tecnología en el aula para alcanzar los objetivos de aprendizaje. Y 6 de cada 10 cree que es necesario establecer un marco común de competencias digitales que ayude a los docentes con el aprendizaje digital. Algo más de la mitad, un 52 %, asegura que le gustaría recibir más formación sobre la búsqueda, edición y producción de contenido digital, mientras que un 48 % asegura que querría recibir más formación en gestión de software digital.

Francesc Nogales, ganador de varios premios al mejor profesor de primaria y colaborador de ÉXITO EDUCATIVO, advierte contra un peligro que puede acechar escondido en este proceso acelerado de digitalización y tecnificación. El de “unas escuelas que funcionan a dos velocidades, unas escuelas en las que hay posibilidad y se implanta, por ejemplo, el metaverso educativo, y otras escuelas en las que eso no va a suceder. Deberíamos garantizar que todas las escuelas podamos caminar a un ritmo parejo”. Y puntualiza que no se trata de diferenciar entre escuela pública, concertada o privada, sino que haya comunidades autónomas que dispongan de nuevas tecnologías – tabletas o gafas de realidad virtual para acceder al Metaverso – y otras no.

Aprendizaje guiado por el alumno

Para Google existe en nuestro país un deseo de proporcionar a los alumnos más control sobre su educación, hasta el punto de que califica de piedra angular de la preparación de los alumnos para su vida después de los estudios, que centros y profesores se centren cada vez más en fomentar la autonomía de los alumnos.

El 61 % de los profesores afirma que ha utilizado el método del aula invertida o que ha fomentado el aprendizaje autónomo como parte de su estrategia activa para ayudar a los alumnos a tomar las riendas de su educación. Gran parte de esta tendencia en España se centra en el uso de la tecnología, y el 64 % de los profesores sostiene que el aprendizaje autónomo es una de las mayores ventajas a nivel pedagógico del uso de la tecnología en el aula. El 67 % de los españoles, que reconoce que el aprendizaje autónomo fomenta la creatividad y el pensamiento independiente, quiere que los colegios den prioridad a la enseñanza de la creatividad, frente a un 24 % que prefiere que se prioricen los conocimientos académicos básicos y la disciplina.

Para Frances Nogales “hay muchas escuelas en las que se está apostando porque el alumno tenga un papel activo y decisorio en lo que se desarrolla en el aula. Eso nos lleva obligatoriamente a las aulas colaborativas”. Pero advierte que todo este uso de tecnologías y nuevas metodologías no puede hacerse a costa de la humanización: “debemos garantizar el contacto entre personas, contacto físico, contacto ocular, estar juntos y tener esa humanización del proceso de enseñanza-aprendizaje”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí