Extremadura abrirá 43 aulas públicas de 1-2 años en zonas rurales

Esther Gutiérrez, consejera de Educación y Empleo de Extremadura
La consejera de Educación, Esther Gutiérrez en un momento de su comparecencia ante el pleno del parlamento regional

Extremadura se une a las comunidades que va a abrir aulas públicas de educación infantil de menos de 3 años el próximo curso 2022-2023. Concretamente habrá 43 nuevas aulas para alumnado de 1-2 años de edad en centros educativos de Infantil y Primaria (CEIP).

Serán 22 aulas de 2 años, 4 de 1 año y 17 mixtas de 1-2 años. La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha explicado en el parlamento de Extremadura que 39 de las aulas, es decir, el 90 por ciento, se van a abrir en zonas rurales de la región “cubriendo una demanda necesaria para nuestros pueblos y creando también cohesión social y oportunidades”.

Hacer gratuito el tramo de 0 a 3 años

La consejera ha añadido que “el gran reto educativo para los próximos años es la extensión del sistema educativo, gratuito y universal, de los 0 a los 3 años. Con la apertura de estas 43 aulas Extremadura comenzará el curso 2022-2023 con, “al menos, 83 aulas públicas en zonas rurales y en barrios de ciudades en las que hace mucha falta, unas 83 aulas con plazas gratuitas para permitir que los beneficios de la escolarización temprana lleguen a las familias que más lo necesitan”. 6 de esas aulas van a estar en Mérida.

Reubicación de alumnos

La consejera también ha explicado la decisión de no incluir el CEIP Juan XXIII en la oferta educativa de la ciudad de Mérida para el próximo curso 2022-2023. El centro cuenta tan solo con 39 alumnos, y no llega a una ocupación ni del 10%. La mayoría del alumnado de este centro tiene problemas de absentismo y de promoción educativa. En 3º y 4º de Educación Primaria, la tasa de absentismo ronda el 40 por ciento y todo el alumnado, menos uno de 6º de Primaria, ha repetido curso alguna vez, por lo que “la mejor oportunidad pasa por integrarse en otros centros educativos”.

En la zona del CEIP Juan XXIII, además de las aulas de dos años de los CEIP Antonio Machado y Calatrava, que ya funcionan, el curso que viene habrá un aula en un CEIP aledaño, el Nuestra Señora de la Antigua.

La consejera ha defendido que la integración del alumnado del CEIP Juan XXIII de Mérida en el resto de los centros educativos de la ciudad, se debe “a causas puramente educativas”.

Hasta ahora, en este centro se han implantado medidas de todo tipo para combatir esta situación, como los programas de éxito educativo REMA y COMUNICA, programas de orientación y refuerzo como ILUSIONARTE, programas de Cultura Emprendedora y hasta el curso pasado incluso contaba con una sección bilingüe, hasta que el centro solicitó no seguir con ella. La demanda ha bajando año a año, hasta quedar en solo 1 o 2 incorporaciones anuales.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí