Extremadura se refuerza con más docentes, pese a la caída demográfica en Infantil

Madrid convoca las pruebas para obtener los títulos de técnico y técnico superior de FP

La Consejería extremeña de Educación, Ciencia y Formación Profesional crea finalmente 143 plazas más en la plantilla orgánica de los centros educativos para el curso escolar 2024/2025, como resultado obtenido tras la negociación definitiva llevada a cabo durante la celebración de la Mesa Sectorial de Personal Docente no Universitario.

Con ello se refleja la apuesta por la escuela rural y por la mejora en la educación pese al descenso del número de alumnos en Educación Infantil y Primaria, en más de 2.000 este curso.

El afianzamiento de las plantillas orgánicas para el próximo curso, manifestado en la creación de estas 143 plazas más, se ha conseguido implantando, entre otras medidas, una bajada de ratio progresiva en Educación Infantil. A esto hay que añadir también la reducción de ratio de dos alumnos en grupos mixtos en los centros educativos incompletos.

Además, se han anunciado medidas que se acometerán próximamente para el refuerzo de las plantillas funcionales, como un maestro más en todos los centros de Infantil que tengan cuatro unidades o más en el segundo ciclo, y otra nueva medida, adoptada en esta reunión de la Sectorial, que es la de limitar la ratio máxima de alumnos por aula a 30 en Bachillerato.

En la reunión también se ha acordado la aprobación de la Orden por la que se convoca el procedimiento para la obtención de la acreditación y habilitación lingüística en lengua extranjera, para el desempeño de puestos bilingües en centros docentes públicos no universitarios de Extremadura.

La reproducción de un problema

El fenómeno de las escuelas que se ven afectadas por problemas demográficos, como la disminución de la población estudiantil, es un desafío que enfrentan muchas comunidades en todo el mundo, y no es exclusivo de un solo país. Algunos de los problemas demográficos que pueden vaciar las escuelas incluyen las referida bajas tasas de natalidad, cuya consecuencia directa es que hay menos niños en edad escolar, lo que puede resultar en una disminución de la matrícula escolar.

De igual modo, en poblaciones donde la mayoría de las personas son mayores, hay menos familias jóvenes con niños en edad escolar. Esto puede llevar a una disminución en la matrícula escolar y a la consolidación o cierre de escuelas debido a la falta de demanda.

La migración de familias fuera de una comunidad puede llevar también a una disminución en la población estudiantil. Esto puede deberse a factores económicos, sociales o laborales que hacen que las familias se trasladen a otras áreas en busca de mejores oportunidades. Mientras, en algunas áreas, el crecimiento urbano o la suburbanización pueden afectar la distribución de la población estudiantil. Por ejemplo, la construcción de nuevas viviendas en áreas suburbanas puede atraer a familias jóvenes, mientras que el centro de la ciudad puede experimentar una disminución en la población estudiantil.

Tampoco deben descartarse los cambios en la estructura familiar, como el aumento de familias con un solo hijo o el aumento de familias monoparentales, pueden influir en la cantidad de niños matriculados en las escuelas.

Los problemas demográficos que vacían las escuelas pueden tener importantes implicaciones para las comunidades, incluida la pérdida de recursos educativos, la consolidación de escuelas y la reasignación de personal educativo. Para abordar estos desafíos, las autoridades educativas y las comunidades locales pueden necesitar desarrollar estrategias para adaptarse a los cambios demográficos, como la consolidación de escuelas, la diversificación de programas educativos, la promoción de la migración hacia la comunidad y la planificación urbana y regional que tenga en cuenta las necesidades educativas de la población.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí