Fabiola Pérez (MIOTI): “La educación no vive una burbuja, pero sí un cambio de paradigma”

Fabiola Pérez es cofundadora y actual CEO de MIOTI Tech & Business School, un espacio educativo donde sus alumnos aprenden creando y experimentando, con profesores expertos de las mejores empresas de España y líderes mundiales del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), la universidad de tecnología más prestigiosa del mundo, como todo el mundo sabe. En esta entrevista concedida a ÉXITO EDUCATIVO comparte sus puntos de vista sobre la educación de hoy, pero, lo que es más relevante y revelador: la que está por venir.

Viendo las titulaciones académicas que ofertan, nadie negará que está a la última ¿Es esto lo que está demandando el mercado laboral, de lo que tanto se habla?

Sí, el propósito de MIOTI es ayudar a mejorar la empleabilidad en las carreras y profesiones de futuro en las que centramos nuestras formaciones. Por eso, escaneamos en profundidad todas las fuentes de trabajo, incluidos los job posting, tanto de las empresas con las que trabajamos, de nuestros partners y de lo que se publica en LinkedIn y en las plataformas más importantes de búsqueda de empleo y reclutamiento para ver qué puestos son los más demandados y qué herramientas, tecnologías y frameworks están pidiendo las empresas. Todo esto lo hacemos, en primer lugar, para incorporar en nuestros programas de formación actuales estas demandas lo que hace que revisemos los temarios constantemente, y en segundo lugar, para detectar nuevas carreras del futuro que puedan brindar mayores oportunidades a nuestros alumnos.

Por ejemplo, la gran mayoría de profesiones que aparecen en el último informe de LinkedIn sobre empleos en auge en este 2023 son profesiones que se imparten en MIOTI: Analista de ciberseguridad, Ingeniero de Inteligencia Artificial, Ingeniero de Sistemas en la Nube o Ingeniero de datos, entre otros. Si miramos al futuro, el World Economic Forum estima que los profesionales más demandados para 2025 serán analistas y científicos de datos, especialistas en inteligencia artificial y aprendizaje automático, expertos en ciberseguridad e ingenieros en robótica. Sabiendo esta realidad, en MIOTI hemos lanzado este año nuestro curso de ChatGPT y nos hemos aliado con Hack by Security para diseñar nuestro nuevo Máster en Cybersecurity.

Aunque, empecemos por el principio ¿cómo nace MIOTI y con qué objetivos?

MIOTI nace de un grupo de emprendedores enfocados en la creación y tratamiento de startups digitales que quiere formar en las profesiones del futuro. Nosotros necesitábamos esos perfiles para nuestras empresas y no los encontrábamos en el mercado y por eso decidimos crear la escuela de tecnología. Por otro lado, nuestros partners también se acercaban en busca de esos perfiles por lo que vimos una oportunidad muy clara de ofrecer este tipo de formaciones de una manera muy diferente, con la que nuestros alumnos sean útiles para las empresas desde el minuto cero, es decir, desde su primer día de incorporación.

¿Comparten con los lectores su modelo educativo?

 MIOTI es una escuela de negocios aplicada a la tecnología que cuenta con títulos privados y propios que se actualizan de forma periódica cada 6 meses con las nuevas tecnologías y demandas de las empresas. Son formaciones de posgrado enfocadas a perfiles profesionales – el 90% de nuestros alumnos están trabajando – que quieren crecer y buscar nuevas oportunidades dentro de sus empresas o nuevos puestos en otras compañías, tecnológicas o no, con un mayor potencial de crecimiento. La metodología que aplicamos en la escuela es 100% práctica y nuestros alumnos vienen a la escuela a entrenarse para su trabajo en las empresas y lo hacen realizando ejercicios tutelados por sus profesores, que son profesionales en activo de compañías del sector. Otra cosa importante que caracteriza a MIOTI es que, en nuestros masters de recién graduados, contamos con acuerdos con empresas nacionales e internacionales, como Mercedes-Benz, Repsol y Telefónica, que ofrecen prácticas para completar la formación de nuestros alumnos.

¿Y pueden compartir también las tasas de empleabilidad de sus alumnos?

 Claro, el 70% de nuestros graduados encuentran trabajo en menos de 3 meses y el 100% en menos de 6 meses. Estos datos, así como nuestra internacionalización y calidad del profesorado, nos han hecho conseguir recientemente la máxima distinción de QS Rating Stars con 5 estrellas, de lo que nos sentimos muy orgullosos.

Volviendo a lo anterior ¿están en verdad las empresas necesitadas de expertos en IA, Big Data o Cloud Computing?

Totalmente, según un estudio reciente los datos en adopción de la IA son asombrosos. El 72% de las empresas ya usan IA generativa, y un 74% aprovecha los servicios analíticos y de IA en la nube pública. Esta información es la que nosotros utilizamos para, alineados con la necesidad de las empresas, lanzar nuevos programas cada 6 meses y renovar los programas existentes.

No le pido que analice, ni que opine sobre el resto de escuelas y universidades, pero ¿se atreve a expresar un diagnóstico de cómo está la educación hoy en España, si quiere, por comparación con la de otros países?

La parte que nos compete a nosotros, que son las formaciones STEM, por desgracia, las estadísticas nos dicen que estas vocaciones STEM van a caer un 3% anual. Las universidades públicas tienen un largo camino que recorrer para adaptarse a esta formación y, esperamos que la ley nueva de Formación Profesional acerque los conocimientos prácticos que necesitan las empresas y las prácticas a los estudiantes. El balance general es que aún hay un gran margen de mejora. Por su parte, las universidades privadas están haciendo un esfuerzo por adaptarse a las nuevas tecnologías dentro de su metodología, que no de sus temarios en los que algo ha cambiado, pero en menor medida; y en la pública ni una cosa ni la otra.

En mi opinión, la pandemia ha puesto de manifiesto muchas carencias tecnológicas que tenía la educación. Una cifra clarificadora nos la da un estudio de la Agencia para la Calidad del Sistema Universitario de Cataluña que apunta que estudiar un máster ayuda a encarar con éxito el acceso al mercado laboral. Además, el 58% de las personas que ha cursado un máster y trabaja a tiempo completo tiene un sueldo bruto superior a los 2.000 euros mensuales. Estos datos muestran que los estudiantes deben completar su formación para conseguir una mejor adaptación al mercado laboral ya que con el grado ya no es suficiente, independientemente de la carrera universitaria.

Le preguntaba por ello porque siempre se ha tenido la sensación de que la educación llega tarde al mercado por culpa de la burocracia y los lentos procesos…

La realidad es que el proceso de dar de alta una nueva entidad educativa tarda entre 3 y 5 años y el proceso de oficialización de un título puede tardar, en el mejor de los casos, 6 meses y, en el peor, hasta 2 años. Además, es necesario cumplir unos estándares y procesos un tanto anacrónicos: cuando una escuela oficial se acerca a un órgano oficial para presentar un programa, el plazo más reducido que tarda la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) en validar un nuevo título propio son 6 meses. Además, otra cosa importante es que tus profesores también tienen que ser validados y haber sido profesores específicos, por eso es muy difícil acercar la empresa a los estudiantes.

¿El futuro de la educación es online, aprendiendo desde casa, o siempre habrá necesidad de sentarse en una misma aula con otros estudiantes?

Hay que prestar atención a las cifras. Las cifras de abandono de los cursos online son muy altas, 95% y 98%, es decir, la presencialidad es importante, se aprende haciendo, y la resiliencia del alumno es mayor en la formación presencial. Por eso creo que siempre habrá cabida para este tipo de formaciones, entendiéndose como una formación en la que tienes un profesor pendiente de ti y dedicado a ti, porque aprendemos cuando discutimos o cuando practicamos.

En la formación online hay que diferenciar entre una formación síncrona y una asíncrona. El online asíncrono cuenta con unas tasas residuales por la tasa de abandono porque el autodidacta per se no funciona, es necesario ser autodidacta por algo en concreto: quiero resolver un problema en mi trabajo, tengo un proyecto que levantar, emprender, etc. El autodidacta que quiere aprender una profesión porque sí tiene unas tasas de abandono muy altas, en cambio, las tasas del online síncrono con profesores en Live Streaming mejoran mucho, pero aún está lejos de las tasas de la enseñanza presencial. Se trata de aprender con los compañeros, en equipo, haciendo proyectos… Los humanos somos sociales y, por tanto, aprendemos mejor con las formaciones presenciales.

¿Está la educación de moda como negocio? Los grupos de inversión tienen los ojos puestos en un sector, como lo estarían en cualquier otro y no sé si esto es bueno al final…

Sí, está de moda porque la educación siempre ha sido un sector anticíclico, es decir, la gente se forma cuando la economía es inestable. Esto quiere decir que es un negocio que equilibra el portfolio de los fondos de inversión. Además, los másteres especializados en competencias digitales atraviesan un buen momento y en consecuencia llaman la atención de los grupos de inversión desde un punto de vista tanto financiero como estratégico.

¿Puede que el sector educativo esté viviendo una burbuja, con los riesgos que ello implica?

No, no lo creo, creo que el paradigma de la educación tiene que cambiar y ya se observan los primeros brotes. Por ejemplo, estamos viendo todas las nuevas plataformas online de aprendizaje, la multitud de nuevas materias que se imparten y las nuevas formas de aprender, por ejemplo, a través de YouTube que permite a personas de cualquier nacionalidad aprender de forma gratuita siempre que tengan la resiliencia y el interés para hacerlo. Además, tendremos que formarnos en los nuevos y futuros avances tecnológicos, por lo tanto, no es una burbuja, es un cambio en el paradigma de la educación.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí