FPEmpresa ve «acertada» la futura ley de FP

Tras la presentación ante el Consejo de Ministros del anteproyecto de Ley Orgánica de Ordenación e Integración de la Formación Profesional el pasado 15 de junio, la Asociación de Centros de Formación Profesional FPEmpresa considera «acertada» la decisión de recoger en una Ley Orgánica la demanda que los centros de FP venían realizando desde hace años con respecto de la actualización del sistema de Formación Profesional.

Desde FPEmpresa, en un comunicado, se valora «positivamente» que se haya abordado la integración de la Formación Profesional del Sistema Educativo y la del Empleo, la acreditación de la formación por otras vías incluyendo la propia experiencia profesional, el registro estatal de formación y la conexión de la FP con el resto de etapas del sistema educativo, así como con el sistema productivo.

De «especial relevancia» es el que se aborde la regulación a nivel estatal de los diferentes modelos de FP Dual y que se reconozca la «gran importancia» de desarrollar un sistema de orientación profesional integrador y personalizado. Desde hace unos años, el cambio social, económico, tecnológico, productivo o ambiental «hacía necesario adecuar la ordenación de la FP para que se dé respuesta a los retos a los que se enfrenta nuestra sociedad».

Desde FPEmpresa, valoramos muy positivamente los siguientes puntos:

  • Creación del Registro Estatal de Formación Profesional como elemento clave para la transparencia, accesibilidad del ciudadano y para la orientación profesional.
  • Ordenación conjunta de las diferentes ofertas de FP (de grado A a grado E), teniendo como objetivo no solo a los jóvenes a partir de los 15 años que quieran cursar formación inicial, sino también a toda la población adulta del país.
  • Implementación de proyectos intermodulares, tanto en primer curso como en segundo curso; facilitación del establecimiento de proyectos intermodulares más amplios y duraderos a propuesta del Centro de Formación; posibilidad de ampliación a 3 cursos académicos en el caso de los ciclos formativos de Grado Superior, para aquellos ciclos que por necesidades de adaptación a la realidad productiva y formativa así se proponga.
  • Regulación del sistema de FP Dual dentro de una Ley Orgánica.
  • Constitución de la modalidad avanzada de FP Dual mediante una relación contractual y una retribución en relación al salario mínimo interprofesional o al convenio sectorial, con su consiguiente cotización a la Seguridad Social.
  • Posibilidad y facilidad para los centros de FP del Sistema Educativo para impartir ofertas A, B y C, es decir, acreditaciones parciales, acreditaciones de competencias y Certificados de Profesionalidad.
  • Incardinación en los centros de FP de otros colaboradores como el trabajador experto senior para la actualización del currículo y la del prospector de empresas para ayudar a los centros a contactar con empresas de su sector.
  • Modificación y conversión del sistema de FP en un sistema permanente, bien orientado y accesible a todo el proceso de acreditación de competencias profesionales por vías no formales o informales.

Asimismo, como Asociación portavoz de los centros de FP, resaltan también algunos aspectos de posible mejora:

  • Consideramos que es necesario que se explicite en la Ley la gratuidad de las enseñanzas de FP para la ciudadanía, así como la suficiencia de la oferta de todos los grados en los centros sostenidos con fondos públicos, independientemente de que se puedan ofertar libremente por los centros privados autorizados.
  • Vemos imprescindible el establecimiento de ratios más bajas que las actuales para los ciclos formativos, estableciendo, al menos, un tope de 25 estudiantes en Grado Superior, 20 en Grado Medio y 15 en Grado Básico. Las partes prácticas de los módulos deben tener una ratio máxima de 15 estudiantes por docente.
  • Creemos que la autonomía de los centros de FP para la impartición de la Formación Profesional debe ser contemplada explícitamente. Es muy importante para que, como establece la Ley, los centros puedan adaptarse al entorno y a la realidad productiva.
  • Creemos que sería interesante reflejar la necesidad de una formación específica del profesorado de FP in situ, en el propio centro, mediante el sistema de mentorización, el refuerzo de un sistema de selección que premie las competencias técnicas, así como las competencias metodológicas y las propias soft skills del futuro profesorado.
  • Solicitamos que se considere la participación del profesorado especialista, que también trabaja en el sector productivo, de manera más realista, teniendo en cuenta la necesidad de estos perfiles allí donde fueran necesarios, porque las materias a impartir fueran de reciente implantación, por dificultad para encontrar los perfiles en los profesores orgánicos o cuando la complejidad u operatividad del proceso tecnológico fuese muy ligado a la práctica productiva real.
  • Solicitamos que la Inspección Educativa, como garante y evaluadora del sistema educativo y también del de FP, sea específica para el ámbito de la FP.
  • Demandamos, con el fin de garantizar la sostenibilidad del sistema, una memoria económica complementaria a la Ley que valore los nuevos recursos necesarios para una Formación Profesional de calidad.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí