FSIE Madrid inicia una campaña de recogida de firmar para defender la igualdad de los trabajadores de la Concertada

FSIE Madrid ha iniciado una campaña de recogida de firmar entre los ciudadanos para apoyar su campaña en pro de la igualdad de los trabajadores de la Enseñanza Concertada con los de la Enseñanza Pública, que asegura que se ven favorecidos por la Comunidad de Madrid.

Campaña

El pasado mes de noviembre el sindicato inició una campaña para defender los derechos de los trabajadores de la Educación Concertada frente a la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid.

Posteriormente se inició una recogida de firmas entre los profesionales del sector que a partir de este 26 de abril se extiende a todos los ciudadanos que, en palabras del sindicato,  «quieran defender la mejora de los derechos de los trabajadores de la Enseñanza Concertada porque defender sus derechos es defender una educación de calidad».

Con esta recogida de firmas entre toda la población, FSIE Madrid quiere concienciar de la importancia que tiene el cuidado de los profesionales del sector y de que unas buenas condiciones de los trabajadores redundan en una mejor educación para todos.

El sindicato comenzará con esta labor en la Calle Madrid de Getafe esquina calle Leganés a las 12:00 horas y que se extenderá a todos los rincones de la Comunidad de Madrid. Todas las fechas y los emplazamientos se irán publicando en sus redes sociales.

Reivindicaciones

De este modo, el sindicato mantiene sus reivindicaciones para los profesionales de la Concertada. La jubilación parcial es una reivindicación vital para los trabajadores del sector y que es una realidad en casi todas las Comunidades Autónomas, independientemente del signo político de su administración. En este sentido, FSIE Madrid recuerda que “los trabajadores de la Educación Pública acceden a la jubilación total a los 60 años, cuando en Madrid, debido a la ausencia de acuerdo, no es ni posible una jubilación parcial, quedando el trabajador a expensas de la edad efectiva de jubilación, actualmente 66 años y 2 meses y aumentando».

Desde FSIE Madrid se exige una remuneración completa y justa para los sustitutos que realizan la misma labor que el titular, además la inclusión del Personal de Administración y Servicios (PAS) en pago delegado, un hecho que consideran de justicia con un coste muy bajo para la administración y que mejoraría las condiciones de unos trabajadores que son el corazón de los centros y cuya labor es fundamental para el desarrollo de la actividad en el mismo.

Los complementos individuales aprobados para los trabajadores de la Educación Pública muestran claramente la divergencia cada vez mayor entre ambos colectivos.

Mesa Sectorial

Finalmente, el sindicato madrileño afirma que la Constitución de la Mesa Sectorial en la Enseñanza Concertada es “esencial para recuperar un foro de debate y diálogo que nunca debió desaparecer, sin ningún coste para la Administración, un lugar para debatir y conseguir acuerdos tal y como lleva ocurriendo en la Educación Pública en los últimos años».

A lo largo de los últimos años, en cada una de las reuniones que FSIE Madrid ha mantenido con el Gobierno de la Comunidad, “les hemos planteado todos estos temas y nos encontramos con una negativa constante por parte de la Administración y que no podemos seguir permitiendo. El Gobierno de la Comunidad está relegando la Educación Concertada a una subsidiariedad dentro del sector y llevando a una situación grave de inferioridad a sus profesionales”, apostillan.

Por todo ello, FSIE Madrid ha expuesto su indignación “ante el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores de la Enseñanza Concertada, y lamenta las últimas decisiones de la Comunidad de Madrid, esperando que recapaciten y reconduzcan esta situación”, finalizan.