Gabilondo urge desarrollar el coordinador de bienestar y protección en los centros educativos

El Defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo, ha solicitado este viernes que se desarrollen las figuras que recoge la Ley de Protección Integral de la Infancia y Adolescencia Frente a la Violencias (LOPIVI), como la del coordinador de bienestar y protección que deben tener todos los centros educativos.

Esta figura está prevista en el Artículo 35 de la LOPIVI. En él se apunta que “todos los centros educativos donde cursen estudios personas menores de edad, independientemente de su titularidad, deberán tener un coordinador o coordinadora de bienestar y protección del alumnado, que actuará bajo la supervisión de la persona que ostente la dirección o titularidad del centro”.

Así lo ha señalado Ángel Gabilondo en la clausura de las XXXVI Jornadas de Coordinación de Defensores del Pueblo, que se han celebrado los días 23 y 24 de noviembre en Barcelona.

Según el Defensor del Pueblo, “proteger a la infancia requiere estar cerca de su dolor, de sus necesidades, con especial sensibilidad para quienes se encuentran en situación de vulnerabilidad, y garantizarles un entorno seguro -también judicialmente-, afectivo y un horizonte de vida. Ellos dependen de decisiones de todos nosotros, tenemos que escucharles, y no ponerles en tesituras imposibles”.

Las XXXVI Jornadas han estado dedicadas a los derechos de la infancia. Bajo el título “Proteger a la infancia protegiendo sus derechos: un reto desde las defensorías”, expertos de diferentes ámbitos y técnicos de las defensorías de las comunidades autónomas de Andalucía, Galicia, el País Vasco, Aragón, Canarias, la Comunidad Valenciana, Castilla y León, Navarra y Cataluña han debatido sobre los sistemas de protección y los derechos de la infancia.

La creación en los centros educativos de la figura del Coordinador de Bienestar y Protección, que habrá de velar por la seguridad de los menores en todos los ámbitos relacionados con hechos violentos, se convierte en el eje principal, y se diría que más novedoso, sobre el que gira la Ley Orgánica de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia.

El capítulo IV desarrolla diversas medidas de prevención y detección precoz de la violencia en los centros educativos que se consideran imprescindibles si se tiene en cuenta que se trata de un entorno de socialización central en la vida de los niños, niñas y adolescentes.

La regulación profundiza y completa el marco establecido en el artículo 124 de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación, al establecer junto al plan de convivencia recogido en dicho artículo, la necesidad de protocolos de actuación frente a indicios de acoso escolar, ciberacoso, acoso sexual, violencia de género, suicidio, autolesión y cualquier otra forma de violencia. Para el correcto funcionamiento de estos protocolos se constituye un coordinador o coordinadora de bienestar y protección, en todos los centros educativos.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí