Hacia la profesionalización de la carrera directiva docente

woman in black sleeveless top

Actualmente, aún son muchos los directores de centros educativos que han adquirido su formación únicamente a partir de su experiencia y que, por muy dilatada que sea su carrera, no se les ha facilitado una formación directiva específica para poder llevar a cabo de forma rigurosa y profesional dicha tarea.

La persona que ocupa un puesto directivo en una escuela es importante que sea docente, pero no debería ser un requisito suficiente. El puesto de directivo escolar debe ser una profesión con entidad propia, pese a que la propia legislación no lo contemple como tal. Actualmente, el cargo de director es rotativo y basado en un modelo de gestión escolar de tipo participativo, en el que dicha gestión es compartida por el director, jefe de estudios y secretario, siempre controlada por el Consejo Escolar (órgano decisorio máximo).

Por otro lado, en los más de 40 años de democracia en España, han sido 8 las leyes orgánicas educativas en las que se han ido modificando los requisitos de selección y las funciones del puesto de dirección escolar. La inexistencia de un Pacto por la Educación, tan reclamado por toda la comunidad docente y que en el “Libro Blanco de la profesión docente y su entorno escolar” sus tres autores, José Antonio Marina, Carmen Pellicer y Jesús Manso, también exigen, se hace palpable la inexistencia de un modelo consensuado sobre cómo debe ser el rol del directivo escolar.

Actualmente, es el Real Decreto 894/2014, de 17 de octubre, el que especifica las características que debe tener el curso de formación sobre el desarrollo de la función directiva establecido en el artículo 134.1.c) de la Ley Orgánica 2/2006, de 3 de mayo, de Educación.

La cualificación profesional que determina esta legislación es especialmente compleja, ya que exige, no solo habilidades administrativas y de gestión, sino también de liderazgo pedagógico y de innovación educativa. El equilibrio entre la dualidad que suponen ambas facetas requiere de perfiles que conozcan de forma profunda la entraña de la escuela y del aula (para evitar el tan conocido divorcio entre teoría y práctica), pero que a su vez sean perfiles ejecutivos, capaces de recabar información de forma objetiva, analizar datos y diseñar un plan estratégico que permita liderar los cambios que exige la escuela del s.XXI. Una escuela que vive inmersa en un cambiante entorno V.U.C.A (Volatilidad, Incertidumbre, en inglés, «Uncertainty», Complejidad y Ambigüedad).

Este Decreto también exige unas competencias específicas relacionadas con el compromiso profesional, la habilidad de motivación, la capacidad de innovar e incentivar la gestión pedagógica, habilidades de comunicación y resolución de conflictos, una visión estratégica de las instituciones, etc.

Todas estas exigencias demandan una formación rigurosa y profunda, lo que choca de frente con el carácter temporal del cargo, que anteriormente comentábamos.

Por otro lado, esta formación debe tener una doble vertiente: por un lado, una de tipo inicial que incluya aspectos relacionados con la gestión, pero que sobre todo haga hincapié en el liderazgo pedagógico a partir del impulso al liderazgo distribuido, basado en la comunicación y la participación. Por otro lado, es fundamental la formación permanente, que ayude a ir actualizando la función directiva y que permita a los directores irse adaptando a los retos de la escuela del s.XXI, antes mencionados, y que, a su vez, fomente el análisis y la autoevaluación de su propia función directiva.

En conclusión, el cargo de dirección de una escuela debe ser una profesión como tal, diferente a la del profesor. Debe ser una profesión con entidad propia, con formación específica y con una visión de largo recorrido que permita una formación a largo plazo, continua y constante que permita afrontar los desafíos que supone la transformación social (inmigración, nuevas tecnologías, nuevos modelos familiares…).

Anabel Valera Ibáñez, directora del Colegio Lleó XIII 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí