Javier Barguñó (PWC): «El dato debería apoyar al colegio en todas sus decisiones estratégicas»

Cortesía de PWC

‘Ojo al dato’ expresaba habitualmente el icónico periodista José María García. Y tanto que así. Como si se acompañara de una bola, García auguraba un futuro en el que el dato iba a convertirse en compañero de viaje, también en el ámbito educativo.

En un reciente encuentro promovido por CICAE, Javier Barguñó, socio responsable de Data & Analitics en PwC, compartía sus conocimientos al respecto con profesores y directivos de centros educativos. Una entrevista concedida a ÉXITO EDUCATIVO nos permite repasar y profundizar en un universo que siempre anduvo ahí, pero sobre el que ahora parece girar todo, el big data.

Empecemos por el principio ¿qué ha de hacer un colegio para subirse al carro del big data? ¿Es una cuestión de presupuesto o solo de voluntad?

Es claramente de voluntad, querer es poder. La iniciativa tiene que venir de la dirección del centro para que el resto de la organización se alinee a la iniciativa. A partir de ahí hay que definir cuáles son las preguntas que se quieren resolver y ver qué datos y capacidades se necesitan para ello.

¿Qué puede el dato en manos de un director de colegio?

El dato debe servir para ayudar en la toma de decisiones tanto estratégicas como operativas. A medida que se trabaja sobre la calidad y la accesibilidad de los datos por parte de las personas de las diferentes áreas de la organización, aumenta el valor que pueden aportar.

¿Qué tipo de decisiones estratégicas pueden adoptarse en un centro educativo a partir del big data?

El dato debería apoyar en todas las decisiones estratégicas en mayor o menor medida. Éstas pueden estar relacionadas con la inversión en ampliar las instalaciones del centro, en el perfil de alumnos y familias que el colegio quiere atraer o en el diseño del programa educativo. En función de las preguntas que nos hagamos necesitaremos unos datos u otros.

¿Están los centros educativos y sus cuadros directivos preparados para trabajar con datos?

El estar preparado depende de la voluntad de hacerlo. Todo el mundo tiene datos porque están en los sistemas. A partir de ahí se trata de tener la voluntad de dedicarle tiempo y recursos.

¿Son los datos de colegios especialmente sensibles?

Si, por tratarse de datos personales de menores y sus familias. Además se pueden tener también datos de salud de los alumnos o de otros ámbitos que los hacen especialmente sensibles.

¿Cómo garantizar un uso adecuado de los datos propios de un centro educativo?

Es importante tener identificado un responsable de protección de datos en el colegio que vele por cómo se están usando los datos personales. No se trata de impedir su uso sino ayudar a que los datos se analicen cumpliendo la normativa, que se tiene el consentimiento y que se va a proteger la privacidad en todo momento.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí