Jordi Martínez (Instituto de Estudios Financieros): “Con una baja educación financiera tomaremos peores decisiones financieras”

Jordi Martínez, director de Educación Financiera del Instituto de Estudios Financieros

Las finanzas dan miedo. Esa es la reacción de buena parte de la población – y los escolares comparten esas valoraciones que reciben de sus mayores – con los conocimientos financieros. El informe PISA desvela que nuestros estudiantes están ligeramente por debajo de la media de la OCDE en el conocimiento y manejo de estos conceptos fundamentales. Unos conocimientos que se encuentran en algunas asignaturas del currículo en los cursos superiores de ESO y Bachillerato, pero que se pueden empezar a adquirir mucho antes. Como nos cuenta en esta conversación Jordi Martínez, director de Educación Financiera del Instituto de Estudios Financieros, que ofrece un curso de introducción al mundo de las finanzas para jóvenes estudiantes cada verano, hay juegos de mesa para que desde los siete años vayan aprendiendo estos conceptos y al final se consiga hacer de las finanzas un juego de niños.

¿Los jóvenes españoles tienen un déficit de conocimientos financieros?

En general no sólo los jóvenes, yo creo que todos tenemos un déficit de conocimientos financieros si miramos algunos datos. Por ejemplo, hablando de jóvenes, las pruebas PISA de competencias financieras muestran que los jóvenes españoles están un poquito por debajo de la media y más lejos de los países avanzados en finanzas.

Pero también los adultos. Si miramos la Encuesta de Competencias Financieras que realizó el Banco de España en 2016, la más grande que se ha hecho en el país, también muestra que buena parte de la población no sabe responder a preguntas muy básicas de finanzas.

¿Esto pasa también en otros países?

Podemos decir que es un tema bastante general. Hay países más avanzados, los anglosajones, nórdicos o asiáticos, pero es bastante general que el mundo financiero sea bastante desconocido para la población. El hecho es que las finanzas están un poco mitificadas, la gente piensa que es algo muy difícil, que no lo voy a entender y que al final voy a acabar haciendo lo que me diga el del banco. Y realmente las finanzas básicas no son tan complicadas como para que todos no podamos aprender una serie de conceptos que nos permitan tomar buenas decisiones.

Ahora se usan términos como fintech, finanzas sostenibles… ¿esto qué es, de que estamos hablando?

La sostenibilidad la tocamos ya desde muchos ángulos, y dentro de las finanzas también la aplicamos. Finanzas sostenibles básicamente quiere decir invertir de forma sostenible, es decir, intentando no malgastar los recursos de generaciones futuras. Una inversión financieramente responsable, por ejemplo, sería invertir en empresas que ayuden en tres ámbitos que se conocen como ESG (Environmental, Social & Governance), por sus siglas en inglés, ASG en español. (Ambiental, Sociales y de buen Gobierno)

Fintech es la unión de finanzas y tecnología que ha venido para revolucionar el mundo financiero y que está dando soluciones a la sociedad, democratizando algunas cosas, asuntos que antes no existían para todo el mundo, ahora con las fintech es más fácil.

¿Cuáles son los riesgos para para una sociedad por tener una baja educación financiera?

Con una baja educación financiera tomaremos peores decisiones financieras. A lo largo de la vida tomamos decisiones vitales. Imagínate un chaval que se independiza, que al final va a tener que alquilar o comprar. Esa ya es una decisión financiera, y estas decisiones pueden acercarnos o alejarnos de nuestros objetivos vitales.

¿Cuál es la edad más adecuada para aprender sobre estos temas?

Hoy en día se puede aprender a cualquier edad. Nosotros tenemos un juego de mesa que se llama Finnelis, que es a partir de 7 años. Tiene 30 casillas con las que simulamos un mes para que los niños entiendan las dificultades que pasamos los padres para llegar al final de mes. Según vayas tomando decisiones, van a tener más o menos capacidad económica.

Cuando ya son un poquito más mayores se les puede introducir en cómo hacer un presupuesto personal, la importancia de hacerlo, la importancia también de entender qué es una deuda y cuándo conviene o no endeudarse. Esto ya se puede hacer con estudiantes de secundaria o de última etapa de primaria. Nosotros también hacemos talleres de emprendimiento en Formación Profesional.

¿Parte de esos conocimientos no se deberían impartir en asignaturas de Bachillerato o ESO? Aunque es verdad que el currículo ya no da más de sí…

Sería interesante que fuera un conocimiento universal. Porque ahora sí que hay cosas, la optativa de 4º de ESO, por ejemplo, o en Bachillerato, que en economía tratan temas de finanzas personales. Yo sí que sería partidario de que unos conceptos básicos estuvieron en la ESO, porque al final los alumnos que se quedan con la ESO son los que van a empezar a trabajar antes y seguramente van a tener que tomar decisiones financieras antes.

¿Cómo es el curso que ofrece el IEF a jóvenes?

Va dirigido a chavales de 2º de Bachillerato – alguna vez se ha apuntado también alguno de primero que tenía mucho interés -, hasta chavales de último curso de carrera. Va un poco más allá que la simple educación financiera porque no es solo aprender esos conceptos que decía antes, sino realmente comprender cómo funcionan los mercados financieros, qué es la renta fija, la renta variable, las finanzas sostenibles; entender cómo afectan nuestros comportamientos, la psicología financiera, podríamos llamarle. Es una semana muy intensa. Es la cuarta vez que lo vamos a realizar y la verdad es que siempre funciona muy bien porque los chavales salen teniendo una base y se les despierta el interés para seguir aprendiendo.

Tras algunas noticias alarmantes en las que aparecían jóvenes e incluso menores metidos en inversiones con criptomonedas… ¿piensa que pueden llegar a ser un riesgo? Aparentemente es muy fácil hacer mucho dinero muy deprisa.

Una cosa es la tecnología en la que está basado, el blockchain que va a ser muy importante y va a ser una revolución y otra los criptoactivos. Lo que hay es mucho ruido y mucha especulación, mucha gente que entra sin entender lo que es. Pones el dinero porque el de al lado ha ganado mucho dinero, y ahora lo que hay es mucha gente perdiendo dinero.

Para los jóvenes es muy fácil entrar, a veces saben más que los adultos sobre cómo entrar, hay cosas que están como gamificadas que lo hacen muy atractivo. Pero a la vez es importante tener una base de conocimientos económicos financieros antes de entrar, para entender el riesgo. Para que entiendan que cuando alguien te dice que la rentabilidad va a ser muy alta, es que estás arriesgando mucho.

Hay iniciativas para extender la formación en temas financieros en los colegios, en ESO y Bachillerato, ¿se deberían de generalizar aún más?

En España hay una que se llama Finanzas para jóvenes, que se hace en ocho comunidades autónomas donde miembros de la Asociación de Voluntariado de Caixabank, van a más de un centenar de colegios a hacer talleres de finanzas básicas, de economía doméstica y la verdad es que con mucho éxito. En Cataluña hay un programa que se llama EFEC, que también colaboran muchas entidades y voluntarios. Llevan la educación financiera a los centros ayudando a los profesores con aquellos temas que dominan menos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí