José Bayón (ENISA): «La educación hoy tiene que estar presente en el centro de nuestra vida»

ENISA, Empresa Nacional de Innovación, es un organismo dependiente del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo, cuya razón de ser es apoyar financieramente a las empresas, en especial, de nueva creación y tecnológicas. En este ámbito, el sector de la educación adquiere un creciente interés por una nueva era fundada sobre la base de la digitalización. No en vano, ENISA financia hoy por hoy plataformas estrechamente ligadas con la formación, como son IronHack, Capaball, Mentelista o Asambble School.

Su CEO, José Bayón, interpreta en esta entrevista concedida a ÉXITO EDUCATIVO que la llave del progreso de un país no solo está en la formación de sus ciudadanos, sino en que esta sea continua y se adapte a las necesidades empresariales de su tiempo.

¿De qué forma ayuda ENISA al sector educativo?

Cada vez más apoyamos plataformas, negocios o startups que se dedican a la educación. En particular, intentamos hacer un gran esfuerzo desde el punto de vista pedagógico en cuanto a la necesidad de la actividad emprendedora. Siempre me gusta decir que no se trata solo de ayudar a startups, sino de favorecer la mentalidad emprendedora en todos los ámbitos y posibles trabajos que podamos tener.

Y eso tratamos de fomentarlo a través de muchos eventos o de colaboraciones, como la que tenemos con GEM, la principal organización que monitoriza el emprendimiento en España y que está formada fundamentalmente por el mundo académico. Apoyamos a GEM porque nos gusta trabajar siempre que podemos con universidades y centros académicos para fomentar esta mentalidad emprendedora y la necesidad de que la misma se traslade al mundo educativo y se eduque también desde esa perspectiva.

¿Detectan ustedes interés empresarial por el sector de la educación?

Sí. El sector de la educación, como todos los sectores, está viviendo una transformación digital, también de hábitos y de estilos de vida, y eso explica que aparezcan nuevos negocios relacionados con la educación. La prueba de todo ello es que la enseñanza se está digitalizando cada vez más.

El organismo que dirige hace del emprendimiento su bandera ¿Cómo se puede mejorar la educación para emprender en la escuela, una asignatura aún pendiente?

Esa mentalidad emprendedora se tiene que enseñar desde el principio, no solo en la etapa universitaria, y desde pequeños, porque no solo se aplica a hacer startups y empresas nuevas, que por supuesto, sino que se tiene que aplicar también en empresas que ya existen, en oficios… ¿Qué se puede hacer? Creo que la educación tiene que incluir esa mentalidad emprendedora. Somos cada vez más conscientes de que esto es así, pero hay que formalizarlo en los planes de estudio, de los colegios, de los institutos, de los centros de formación profesional y de las universidades.

¿Qué tipo de educación es la que se está dando para incentivar el emprendimiento, según sus datos?

En el caso universitario, hay universidades que le dan más importancia y otras no tanto como debieran. El dato que sí tenemos es que vamos avanzando en este camino. Ahora hablamos de ello, y antes no. La nueva ley educativa también contempla que se hable y tenga ese factor del emprendimiento presente en todos los niveles. Además, los jóvenes sí se plantean la posibilidad de lanzar una nueva empresa, de innovar, incluso con pymes que ya existen. Eso sí nos llega, porque cada vez tenemos más solicitudes.

¿Cree que la sociedad en general valora la educación como fuente de riqueza y desarrollo?

Este es un reto importante. Creo que vamos avanzando, pero, sinceramente, nos queda por avanzar. Los modelos de otros países tienen dos elementos comunes que, aun gestionados de manera diferente, coinciden, en primer lugar, en darle a la educación una importancia fundamental, y en combinar la educación en un sentido amplio con la actividad productiva en todos los ámbitos. Porque el conocimiento tiene que combinarse con la actividad profesional y ese es un elemento que todas las economías avanzadas cuida.

El segundo aspecto se refiere a la colaboración público-privada en todos los aspectos. El fin es no considerar la educación como eso que se hace antes de trabajar o lo que nos prepara para trabajar, sino que sea realmente una fase de la vida que nos prepara y que no se acaba cuando se consigue un trabajo: es algo que tiene que estar presente en el centro de nuestra vida. Ahora mismo tenemos que reciclarnos y seguir educándonos todo el tiempo.

¿Qué tipos de conocimientos son los que se requieren en una sociedad tecnológica?

Es otro gran reto. Muchos estudios ponen de manifiesto que faltan profesionales para determinados perfiles, lo que tiene mucho que ver con la nueva sociedad tecnológica. Y lo más importante, no solo conocimientos, sino habilidades. Estos nuevos perfiles relacionados con la digitalización están siendo muy demandados, como programación, e-commerce, gestión, etcétera. Todos estos conocimientos y habilidades digitales son fundamentales y tenemos una deficiencia en toda Europa, porque faltan profesionales formados. Tanto las universidades como los centros de formación tienen que adaptarse a estos nuevos perfiles que se están demandando. Estamos frente a cientos de miles de empleos que no están cubiertos por falta de profesionales.

¿Está España lista para afrontar este futuro próximo o aún hay que ponerse las pilas?

Creo que España está preparándose. Las empresas están en contacto creciente con centros de formación y con universidades. El big data, el internet de las cosas, etcétera, estos perfiles hay que prepararlos. Creo que tenemos una oportunidad muy buena con el plan de recuperación previsto con motivo de la pandemia que supone una gran oportunidad para transformarnos. Porque no se trata solo de recuperarnos, sino de aprovechar para transformarnos. Hay una gran cantidad de dinero de estas partidas destinadas a educación. Ahora bien, cuanto más rápido vayamos, mejor.

¿Saber es solo adquirir curriculum o es abrir los ojos al conocimiento? ¿Qué concepto cree que debemos transmitir más fuerte y alto a los jóvenes estudiantes?

Hay que motivarles. El conocimiento es algo que define al propio ser humano desde que nace, que lo hace sin saber nada. Aprende y sigue aprendiendo y creo que el conocimiento nos tiene que acompañar toda la vida. Cuando empiezas a trabajar te das cuenta de que tienes que seguir aprendiendo y mucho. Desde el punto de vista práctico, vivimos en un tiempo donde necesitamos adquirir conocimientos continuamente, no solo es una cuestión de reciclarse, sino de ir avanzando, aprendiendo y conociendo. Es lo que nos toca en nuestro tiempo.

Éxito Educativo
Author: Éxito Educativo

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here