Juan Santiago (ACADE): «Vivimos en un contexto completamente cambiante en el que la educación no puede ser ajena»

Juan Santiago, presidente de ACADE, durante su intervención en EDU FORUM.

Juan Santiago es el actual presidente de la Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE). Ha desarrollado toda su carrera profesional en el Colegio Base de Madrid, del que fue director general. Actualmente es copropietario, además de director general educativo, del Grupo Innova Educación, del que forman parte Colegio Base en Madrid, Colegio Internacional Ausias March en Valencia y Colegio Americano de Las Palmas en Las Palmas de Gran Canaria.

¿Qué balance haces de este primer año al frente de ACADE?

Mi balance es francamente positivo. Efectivamente hace un año asumí la presidencia de la asociación y con el apoyo de mi junta directiva y comité ejecutivo estamos desarrollando un trabajo muy interesante en defensa de los intereses del sector de la enseñanza privada que no recibe ningún tipo de fondo público.

Al hilo de la financiación, las últimas declaraciones de la ministra, Isabel Celaá, en la inauguración del Congreso de Escuelas Católicas, habéis emitido un comunicado, pero ¿cuál sería tu valoración personal al respecto?

Nosotros, lógicamente, entendemos que el artículo 27 garantiza la libertad de enseñanza y que, por tanto, garantiza también la libre elección de centro educativo por parte de las familias. Desde ACADE mantenemos que para que ese derecho se haga efectivo es necesario un sistema de financiación adecuado que lo permita, bien a través del cheque escolar o bien desde la desgravación fiscal. De manera que esto permita realmente a los padres, sea cual sea su situación socioeconómica, elegir el centro que desean escoger.

Volviendo a la gestión de la asociación, ¿cuáles considera que son los retos que os quedan por afrontar en el próximo corto/medio plazo?

A nivel externo, haciendo visibles nuestras demandas, sobre todo, en la búsqueda de un modelo de financiación que permita a los padres elegir a los centros privados como opción. Y, como hacía referencia con anterioridad, mediante el cheque escolar o la desgravación fiscal; mientras que, a nivel interno, adecuar la asociación a las necesidades del siglo XXI y, en este sentido, estamos llevando a cabo un modelo de modernización bastante importante, buscando, sobre todo, aumentar el valor añadido que la asociación da a sus asociados y encontrar nuevos servicios que nos haga una herramienta imprescindible para ellos.

Una de las iniciativas que habéis puesto en marcha es la Escuela de Alto Rendimiento, para directivos y titulares de los centros, ¿qué balance haces y cuáles son las líneas generales en cuanto a la formación de vuestros asociados que estáis llevando a cabo o vais a desarrollar próximamente en ACADE?

El balance sobre el programa EDARE que es el que tiene que ver con la Escuela de Alto Rendimiento para nuestros directivos es muy, muy, positivo y, lógicamente, lo hemos hecho aliándonos con el IESE, una escuela de reconocidísimo prestigio a nivel internacional, y la convocatoria que ha tenido entre nuestros asociados ha sido verdaderamente importante. Para nosotros la formación es uno de los elementos fundamentales que se oferta a nuestros asociados y, en ese sentido, nos estamos moviendo mucho a través de un catálogo de formación muy interesante, muy relacionado con las demandas reales que precisa la enseñanza privada. Vivimos en un contexto completamente cambiante en el que la educación no puede ser ajena y nos encontramos trabajando en un nuevo modelo metodológico, que siempre ha caracterizado a los centros puramente privados, para cambiar un poco el paradigma de pasar de una enseñanza conceptual a una que desarrolle competencias. Porque entendemos que es lo que demanda el ciudadano del futuro, por lo que el catálogo se está centrando mucho en este planteamiento de las nuevas metodologías y de la innovación, característica esencial de los centros privados de ACADE.

A nivel del director general de un centro educativo, ¿cuál crees que son las áreas de gestión que se necesitan mejorar todavía; innovación, recursos humanos, marketing, departamento financiero, etc.?

La dirección general de un centro educativo tiene las mismas necesidades de cualquier otra compañía de algún sector. En el catálogo de ACADE poseemos muchos que aportan formación en diferentes áreas, como liderazgo, económicofinanciera, gestión de recursos humanos, por supuesto, marketing y añadiría aquellas que requieren de una cierta especialización, sobre todo, a nivel de innovación metodológica y conocimiento de hacia dónde debe ir la educación en función a las necesidades de nuestros alumnos que van a salir de nuestros colegios dentro de 10 o 15 años. Estamos haciendo una fuerte apuesta en ACADE por el benchmarking, en el que tenemos un programa muy completo de visitas a centros, tanto a nivel nacional como internacional, porque creo que una de las funciones de un buen director de un colegio es conocer lo que se está haciendo en otros colegios, a nivel nacional y extranjero. Para ir en esa línea y seguir siendo centros innovadores y a la vanguardia de los modelos educativos.

¿Consideras que es compatible la función directiva con la docente?

Considero que es recomendable. Otra cosa es que a nivel de dirección general sea posible. Siempre he entendido que el contacto con los alumnos es lo que te permite estar en contacto con la realidad de las aulas y lo que está pasando. En el fondo, es verdad, que el fondo en el que debe girar cualquier centro educativo siempre debe ser el alumno: conocerlos y conocerlos en su entorno, dando por tanto clase, es siempre es interesante. Pero es verdad que la exigencia que tiene un director general de un colegio no hace fácil compatibilizar ambos elementos. Sería lo ideal, pero creo que no es tan fácil como puesto sobre un papel.

Por último, como de costumbre, ¿queremos saber cómo visualiza el mejor colegio del mundo?

Madre mía, la pregunta tiene su dificultad. En primer lugar, creo que el mejor colegio del mundo varía según del perfil de alumno del que estemos hablando. Es decir, siempre he mantenido que no hay un colegio ideal para cualquier tipo de alumno, pero si tuviéramos que hacer una abstracción en general, hablaría de un colegio donde se trabaje de una forma muy intensa el ámbito de los valores, el ámbito de las competencias, por supuesto, lo idiomas, pero siempre donde se desarrolle un programa de educación emocional verdaderamente potente. Un buen colegio debe englobar todos estos elementos y debe hacerlo inculcando en el alumno el gusto por aprender día a día. Sabemos hoy que los alumnos no solo van a aprender en el colegio o en la universidad, sino que van a tener que desarrollar una formación permanente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here