La concertada anuncia movilizaciones tras conocer las enmiendas de PSOE y Podemos contra la libertad de elección

Pablo Iglesias (Imagen cortesía web de Podemos)

Las organizaciones de la educación concertada, en un comunicado conjunto difundido este miércoles, manifiestan su “hartazgo e indignación” tras conocer el paquete de enmiendas de PSOE y Unidas Podemos (UP) a la llamada Ley Celaá, que persigue suprimir el derecho de libertad de elección de centro educativo, entre otras reformas.

A juicio de la concertada, dichas enmiendas refuerzan “de manera inequívoca” el objetivo del Gobierno de incrementar la enseñanza pública “a costa de reducir progresivamente la enseñanza concertada hasta su eliminación”.

En su comunicado citan la comparecencia ante los periodistas del representante de UP explicando dichas enmiendas, durante la que afirmó que la enseñanza concertada es una “anomalía” que hay que superar, para lo que el instrumento elegido sería la futura LOMLOE.

Para la educación concertada, las 117 enmiendas conjuntas de PSOE y Unidas Podemos, a las que se suman las 54 de este último partido en solitario, confirman su voluntad de incrementar el número de plazas “exclusivamente públicas” en todos los niveles educativos, y especialmente en Educación Infantil (0-3 años).

Así mismo, acabar con la complementariedad de redes, pública y concertada; suprimir la libertad de elección de las familias como criterio para mantener o reducir aulas; incrementar el control por la Administración del proceso de admisión de alumnos (centralización en una «caja única»); implantar la distribución forzosa del alumnado sin respetar la voluntad de las familias; reforzar el criterio de zonificación; eliminar progresivamente los centros de Educación Especial, y establecer actividades complementarias gratuitas y obligatorias con un posible contenido ideológico al margen del proyecto educativo del centro.

De igual modo, la concertada entiende que las enmiendas de estos partidos persiguen suprimir el concierto de los centros de educación diferenciada, e imponer valores no consensuados mediante una asignatura específica que parece una reedición de Educación para la Ciudadanía e introducir determinadas líneas transversales (perspectiva e ideología de género, memoria democrática, etc.).

Además, los centros concertados subrayan que esta reforma educativa “se olvida completamente del profesorado y de los trabajadores del sector”, al n o plantear “ni una sola medida que mejore la situación de los docentes, más bien al contrario, acrecienta aún más las abultadas desigualdades existentes con sus homólogos de la red pública”.

Enmiendas de Unidas Podemos

Según adelantaba el rotativo madrileño ABC, Unidas Podemos (UP) ve innecesario que la futura ley, como recoge ahora como uno de sus principios, reconozca el derecho de los padres, madres y tutores legales a elegir el tipo de educación y centro para sus hijos. Aunque este derecho es reconocido por la Constitución, para el grupo parlamentario de UP la libertad de enseñanza no alude a la libertad de elección de centro, y así se fija en su enmienda.

UP revisa también el artículo 84.1 referente a la admisión de los alumnos, donde reclama, del mismo modo, la libertad para elegir centro por parte de los padres o tutores como criterio de admisión y, a cambio, proponen cambiar el término “derecho a” por la voz “posibilidad”.

Es lo mismo que piden para el Artículo 108, donde exigen suprimir la frase “derecho a escoger” por “derecho a que se les asigne centro docente público o en su caso distinto de los creados por los poderes públicos, según sus preferencias, siempre que estas puedan ser atendidas, siguiendo los criterios de programación y admisión establecidos en esta ley”, según las propuestas adelantadas por ABC.

Reacciones de indignación

Desde que se conocieran las enmiendas, especialmente las formuladas por UP, las reacciones no han cesado de producirse, en especial en las redes sociales. Así, Begoña Ladrón de Guevara, presidenta de la Confederación de Asociaciones de Padres (COFAPA), en declaraciones en exclusiva para ÉXITO EDUCATIVO ve “peligroso y muy dañino” retirar a los padres su derecho de elegir centro «ve peligroso y muy dañino retirar a los padres su derecho de elegir centro».

Pedro Huerta, secretario general de Escuelas Católicas, en declaraciones también para ÉXITO EDUCATIVO, considera que «del espíritu de las enmiendas de PSOE y Unidas Podemos es la clara intención de arrinconar a la enseñanza concertada, lo que significa ir quitando derechos y libertades a los padres, y proponer un modelo único de enseñanza pública que va contra los mandatos de nuestra Constitución».

Luis Centeno, secretario general adjunto de Escuelas Católicas señalaba, en Twitter, que “Unidas Podemos pide la eliminación de la ‘Libertad de enseñanza’ de la LOMLOE. Totalitarismo en estado puro. El Estado se encargará de asignar un Colegio para tu hijo. ¿Esto es progreso? Enormemente preocupante”, se lamentaba.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here