La Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades, “esperanzada” con la unión entre Universidades y Ciencia

La Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades Españolas (CCS), que aglutina a los Consejos de todas las universidades públicas y a los órganos de representación de universidades privadas, considera que la vuelta a un solo Ministerio que aúna Ciencia y Universidades es “esperanzadora”. Así lo ha afirmado su presidente, Antonio Abril Abadín, en el marco de las Jornadas de otoño que la institución celebra en la Universidad de Málaga.

La inauguración de las Jornadas ha contado con la participación del consejero de Universidad, Investigación e Innovación de la Junta de Andalucía, José Carlos Gómez Villamandos; el rector de la Universidad de Málaga, José Ángel Narváez; el presidente del Consejo Social de la Universidad de Málaga, Antonio Luis Urda; y el alcalde de Málaga, Francisco de la Torre.

Todos ellos han destacado la importancia de trabajar de manera coordinada para mejorar la aportación de las universidades ante los retos que afrontan y para los que cuenta con una ley, la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU), que, como ha afirmado el consejero, “no le gusta a nadie”.

Ante ello, se abre el reto de aprovechar las posibilidades que ofrece para su desarrollo a nivel autonómico. “Es muy importante”, ha señalado Antonio Abril Abadín, “trabajar junto a las CCAA para impulsar la excelencia del sistema universitario”. Gómez Villamandos ha asegurado que esperan contar con un primer documento de trabajo para definir la futura ley de universidades para Andalucía antes de Navidades.

Por su parte, tanto el alcalde de Málaga como el presidente del Consejo Social de la UMA han resaltado la aportación de las universidades en su entorno social y la importancia de seguir impulsado la innovación. Por último, José Ángel Narváez ha incidido en su preocupación por fomentar el emprendimiento y la empleabilidad en el campus.

La CCS se ha mostrado muy crítica con el texto final de la LOSU porque “no aborda las reformas estructurales que necesita la universidad española”. Al mismo tiempo, ha manifestado su apoyo a la Ley de Ciencia aprobada también la pasada legislatura y que sigue las pautas marcada por el informe de la OCDE sobre la transferencia de conocimiento en España.

“Con las limitaciones que marca la LOSU”, ha asegurado Abril Abadín, “se abre en esta nueva etapa un rayo de esperanza para trabajar alineados en la mejora de la excelencia universitaria, en general, y de los medios y capacidades de los Consejos Sociales”.

En esa línea ha resaltado la importancia del desarrollo autonómico de la LOSU que deben acometer ahora las Comunidades Autónomas como una oportunidad para introducir cambios en materias significativas que la ley deja en sus manos, así como en los nuevos estatutos que deben redactar los propios centros.

Durante las Jornadas, organizadas por la CCS junto al Consejo Social de la Universidad de Málaga, se están abordado los retos presentes y futuros de la universidad española, el impacto económico de la aplicación de la LOSU y la formación dual, entre otros asuntos relevantes.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí