La educación infantil avisa de la «situación crítica» de su sector

huelga infantil

Las organizaciones patronales ACADE, CECEI, EyG, CECE, FCIC, SALVEM 0-3, y las organizaciones sindicales CCOO, FeSP-UGT, FSIE y USO, integrantes de la Mesa Negociadora del XII Convenio Colectivo de Ámbito Estatal de Centros de Asistencia y Educación Infantil, en representación del sector, advierte de la «situación crítica» que vive el sector por la pandemia del coronavirus.

En un comunicado, afirman que los Centros de Asistencia y Educación Infantil Privados de la etapa 0-3 años atraviesan «una situación crítica debido a la irrupción de la pandemia ocasionada por el virus COVID-19», al tiempo que «miles de trabajadoras de esta etapa educativa están sufriendo de manera directa las consecuencias de dicha situación, posicionando a la etapa del 0-3 años como el eslabón más débil y más desprotegido de todo el sistema educativo español».

Explican que, con anterioridad a esta crisis sanitaria, este sector «ya se encontraba padeciendo una fuerte crisis ocasionada por muchos aspectos: desde la aparición de competencia desleal de centros autorizados y no autorizados, pero que invaden ilícitamente el espacio de la educación infantil, hasta el más que preocupante descenso de la natalidad en nuestro país».

A su juicio, esta pandemia no ha hecho más que potenciar la gravedad de esta situación, pues, al no tratarse de una etapa educativa obligatoria, las medidas de conciliación, así como el miedo al propio virus han propiciado un descenso de las matriculaciones que va desde el 40% hasta más del 80%.

Subrayan los formantes de este comunicado que los Centros Privados de Educación Infantil «son centros seguros, que cumplen con todos los protocolos higiénicos-sanitarios, tal y como muestran los datos de Educación y Sanidad, lo que garantiza la seguridad de todo su personal y alumnado».

Antes del inicio de esta crisis sanitaria, existían en España más de 5.100 centros que albergaban a más de 250.000 alumnos y alumnas, y que empleaban a más de 50.000 profesionales, la mayoría mujeres con una titulación superior. Esta situación está derivando en el «cierre constante» de centros, superándose en la actualidad el 10% desde el inicio de la pandemia, con la consiguiente pérdida de empleo que ello conlleva.

Asimismo, el Real Decreto-ley 30/2020, de 29 de septiembre, de medidas sociales en defensa del empleo, denuncian, «tampoco ha tenido en cuenta los CNAE correspondientes a este tipo de educación, dejando fuera de las exoneraciones en las cuotas empresariales de la Seguridad Social a este sector».

«Esta cuestión», agregan, «es de una extrema importancia, pues no es comprensible que se tengan en cuenta solamente criterios económicos en cuanto al PIB (cuestión relevante para fijar los CNAE afectados) y se haga caso omiso a la dramática situación de otros sectores, que, como el de los Centros Privados de Educación Infantil, realizan una importantísima labor educativa y social, y que además, favorece la conciliación de la vida familiar y laboral».

En este mismo contexto, subrayan la «competencia desleal que se lleva ejerciendo durante muchísimos años por parte de las llamadas ‘madres de día’, ludotecas y otros establecimientos que, al amparo de una licencia municipal de actividad, actúan y se publicitan como centros educativos, sin contar con la autorización de la administración educativa competente», así como su preocupación y oposición ante el proyecto de gravar con el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) los servicios que prestan los centros de educación infantil.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here