La escuela concertada católica dice «Basta ya»

EC Madrid

En la II Asamblea de titulares y directores de Escuelas Católicas de Madrid (ECM), Rosario Cardo, vicepresidente de ECM ha manifestado con un «basta ya» a los intentos de «marginar a la escuela de iniciativa social, pero también hacia esos pocos centros concertados, normalmente de nueva creación, que vulneran el espíritu de servicio social y de interés público de la escuela concertada, estableciendo condiciones que dificultan el acceso de la población escolar con situaciones socio-económicas más frágiles», explican a través de una nota de prensa.

El acto ha reunido a cerca de 350 colegios de la Comunidad de Madrid, al que también ha acudido la viceconsejera de Educación, Rocío Albert, y donde se ha manifestado, alzando la voz, el rechazo a «una política que parece buscar más el enfrentamiento y la exclusión, que la paz y la cohesión, y que, por desgracia, ha encontrado en la educación un rentable campo de batalla».

A través de Rosario Cardo, ECM ha mostrado su preocupación debido a la reforma educativa que tiene pendiente el Gobierno: «La escuela concertada no es una coyuntura; es una estructura. Una estructura de pluralidad y libertad que promueve la calidad, al impulsar la innovación y la creatividad; y que permite la equidad e igualdad de oportunidades, al facilitar que las familias puedan elegir modelo y centro educativo sin que su situación socio-económica suponga una limitación para ello».

No obstante, también tuvo palabras para recordar a la Administración los compromisos que tiene pendientes: «El pago de sustituciones durante el periodo estival; la dignificación del módulo económico y de la partida de otros gastos; la jubilación parcial; la recuperación de los conciertos por los centros de FPGS; o la generalización de la dotación para orientadores escolares en Primaria».

Rocío Albert, por su parte, ha querido defender el derecho a elegir de cada familia: «Llevamos 25 años garantizando la libertad de elección y vamos a seguir haciéndolo», pero también mostró su preocupación por la ley de educación al verbalizar que la ministra «parece no haber recogido nuestras peticiones sobre libertad educativa» y, añadió, en relación a las necesidades de la escuela concertada que se llevan demandando desde hace tiempo que serán atendidas: «Necesitamos tiempo y recursos».

En la II Asamblea en la que también estaba presente José María Alvira, secretario general de Escuelas Católicas, ha explicado los esfuerzos que está desarrollando para que el Gobierno cambie ciertas modificaciones mediante enmiendas, pudiéndose negociar en el Parlamento, porque «la tendencia es suprimir la demanda social».

En el acto, informan, también se ha explicado cuál es la situación de la nueva federación de AMPAS «Educación y Familias», se ha presentado un posgrado Especialista en Competencia Digital Docente y se han tratado temas relacionados con la actualidad jurídica y pedagógica para el interés de los centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here