La FAPA Giner de los Ríos avisa que el precio del comedor escolar en la concertada puede duplicar a la pública

La asociación de padres FAPA Giner de los Ríos advierte del hecho de que una misma beca de comedor escolar en la Comunidad de Madrid podría resultar irrelevante como ayuda para los alumnos de centros privados concertados si se decidieran en ellos, como es posible, poner un precio por menú por encima de los 5,5 euros fijados para la pública.

La cuantía de las ayudas recién anunciadas por Madrid podrá oscilar entre un mínimo de 400 euros para todo el curso hasta una cuantía que cubra la totalidad del coste del servicio de comedor, todo ello dependiendo de las características del beneficiario.

Sin embargo, la FAPA Giner de los Ríos ve como una “excepción” que en los centros privados concertados la cuantía máxima será la totalidad del coste del servicio de comedor que establezcan dichos centros porque, si bien en los centros públicos el precio “está muy claro”, los cinco euros y medio señalados por menú escolar o 96 euros por alimentación mensual o comedor escolar, en la privada concertada “nos encontramos con precios que pueden incluso duplicar el precio de la pública”.

Así, denuncia esta asociación de padres, “podría darse el caso de estar sufragando con dinero público comedores escolares privados que, dando el mismo servicio, costarían el doble”, hasta el punto de que “una beca en la privado concertada podría dar cobertura a dos alumnos en la pública”.

La Comunidad de Madrid, dentro de sus competencias, desarrolla la legislación respecto a las becas de comedor. Los beneficiaros engloban a diferentes supuestos entre los que se encuentran familias perceptoras el IMV (Ingreso Mínimo Vital), RMI (Renta Mínimo Inserción) y otros supuestos como víctima violencia de género, terrorismo, etcétera. En un mínimo porcentaje surgen algunos supuestos excepcionales con una cobertura total.

Para la FAPA, el “gran problema” radica en que estos precios reducidos están fijados por debajo del umbral de la pobreza y no se ha modificado, por lo que miles de alumnos, asegura, cuya situación es vulnerable, “no existen a ojos de la Administración, quedando al descubierto y, además, teniendo que pagar más por el aumento de precio”.

Así, las familias beneficiarias del precio reducido, según la FAPA, “tienen que seguir pagando una cuota que, para muchos de ellos, supone una gran dificultad y no pueden afrontarlo con sus propios recursos”.

Denuncia la FAPA, por tanto, que no se ha eliminado esa tasa a pesar de haberse solicitado en reiteradas ocasiones su supresión. Una de las últimas ocasiones fue en el Pleno del Consejo Escolar de la Comunidad de Madrid, donde fue aprobada una enmienda, entre otras, que presentó la FAPA en la que se solicitaba la eliminación de la tasa en los precios reducidos de comedor. Fue aprobada por el Pleno, máximo órgano consultivo educativo de nuestra región, pero, se lamenta la asociación, “se ha hecho caso omiso”.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí