La Generalitat Valenciana presenta el Learning Factory de Elche

En el estudio que presentó este último viernes la empresa adjudicataria del contrato, tras realizar un análisis detallado del ecosistema productivo de la Comunidad Valenciana, el sector industrial y la oferta formativa, se recomienda empezar a trabajar por dos sectores líderes en este territorio, como lo son la industria de la automoción y del calzado.

En concreto, la propuesta para el Learning Factory se centra en impulsar el sector del Power Train, que tiene que ver con el conjunto de componentes que generan energía en un vehículo y con la fabricación inteligente de un calzado personalizado.

Además de estas dos industrias seleccionadas en una primera fase, la idea es ir incluyendo a otros sectores, como el aeroespacial, de gran relevancia en la ciudad de Elche, y el resto de sectores analizados en el estudio.

La Learning Factory se transformará en un entorno de aprendizaje en el que los procesos y las tecnologías se desarrollarán en un entorno industrial real que permita un acercamiento directo al proceso de creación de los productos, basado en un concepto didáctico que hace hincapié en el aprendizaje experimental y basado en problemas.

Este entorno de aprendizaje se enfocará a capacitar a personas y organizaciones en las competencias relacionadas con la industria 4.0 y la digitalización, incluyendo todas las fases del proceso productivo, desde el diseño hasta el reciclaje y la reutilización.

La digitalización permite la automatización de procesos, lo que conduce a una mayor eficiencia operativa. Las tareas manuales se simplifican o eliminan, lo que reduce los errores y aumenta la productividad.

Además, las herramientas digitales permiten la recopilación, el almacenamiento y el análisis de grandes cantidades de datos. Esto facilita la toma de decisiones basada en datos y proporciona información valiosa sobre el rendimiento de la empresa. De ahí, con carácter general, la importancia de que se forme en los distintos niveles de la educación en competencias digitales.

Las tecnologías digitales, como el correo electrónico, la videoconferencia y las redes sociales empresariales, mejoran la comunicación tanto dentro de la empresa como con los clientes y proveedores. Esto agiliza los procesos y fortalece las relaciones comerciales. También la presencia en línea a través de sitios web, redes sociales y plataformas de comercio electrónico amplía el alcance de mercado de las empresas, permitiéndoles llegar a audiencias globales.

Nadie desconoce que la digitalización permite a los empleados trabajar de forma remota y acceder a la información desde cualquier lugar. Esto mejora la flexibilidad y la conciliación entre el trabajo y la vida personal, al tiempo que facilita la colaboración y la innovación. Las empresas pueden desarrollar nuevos productos y servicios de manera más rápida y colaborativa. Las herramientas digitales permiten, así mismo, la personalización de productos y servicios, así como una atención al cliente más efectiva a través de chatbots, sistemas de seguimiento y análisis de la satisfacción del cliente.

La digitalización a menudo reduce costes en áreas como el almacenamiento de documentos, la impresión, el mantenimiento de inventario y la logística, al tiempo que permite a las empresas implementar medidas de seguridad cibernética para proteger la información sensible y garantizar la privacidad de los clientes.

Desde luego, ayudar a reducir la huella de carbono de una empresa al disminuir la necesidad de documentos impresos y viajes innecesarios y, a menudo, facilita que las empresas sean más competitivas en el mercado y pueden adaptarse con mayor facilidad a los cambios en el entorno empresarial. En eso trabajará la Learning Factory,

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí