La mayoría de docentes vincula el abandono escolar con el «estricto» sistema de evaluación

Imagen de F1 Digitals en Pixabay

Los resultados de una encuesta sobre el actual sistema de evaluación de los alumnos es toda una invitación a su revisión. Un 76,91% de los profesores y personal educativo encuestados ve en su día a día como los niños pierden la motivación de aprender debido a ello. Además, el 89,83% cree que el abandono escolar está relacionado con que el sistema de evaluación actual es demasiado estricto y no da cabida a distintos tipos de inteligencia.

El Observatorio Montessori Canela Internacional pregunta a la comunidad de profesores, en concreto participan 836 docentes, por cuáles creen que son los principales inconvenientes del sistema de evaluación por notas numéricas, y el 78,71% afirma que este genera un ambiente de estrés entre el alumnado, obviamente, nada propicio al sereno y deseable aprendizaje.

Un 51,32% informa de que genera baja autoestima en los alumnos y un 88,04% comunica que el sistema de evaluación por notas numéricas genera la falsa idea de que lo importante es aprobar y no aprender, mientras que un 52,32% dice que desmotiva a los alumnos.

Para el 64,23% el sistema vigente solamente evalúa la inteligencia lógica y la capacidad memorística y solo el 0,12% afirma que el sistema de evaluación por notas no tiene inconvenientes, en tanto que un 4,31% dice que hay otros inconvenientes.

Cuando se les pregunta en qué grado (del 0 al 10) ven necesario cambiar el sistema de evaluación por notas numéricas, un 90,31% de los encuestados lo puntúa en un 5 o más, un 80,86% le da un 7 o más y, más de la mitad de los encuestados (un 56,58%) dice que es necesario cambiarlo en un 9 o un 10.

Alternativas al sistema de evaluación por notas numéricas

Un 93,42% de los encuestados cree que puede haber una alternativa al sistema de evaluación por notas numéricas que permita valorar las capacidades del alumnado. Del mismo modo un 92,22% de ellos valora que un sistema de evaluación menos rígido que el actual permitiría llegar a los alumnos a la universidad y a la formación profesional con aptitudes suficientes como para desenvolverse.

A la pregunta de qué sistemas de evaluación les parece mejor, un 8,1% de las respuestas eran a favor de la evaluación numérica, frente a un 72,7% que apoyaban una evaluación cualitativa, nueve veces más.

Los encuestados valoran también la forma de evaluar en función de quién la realiza, con posibilidad de dar más de una respuesta. Los resultados son los siguientes. Sobre las evaluaciones realizadas por el docente: un 4,07% apoya la evaluación numérica, un 66,63% la cualitativa y un 4,43% una evaluación con apto o no apto (o similar).

Respecto a evaluaciones realizadas entre los alumnos: un 5,02% defiende la evaluación numérica entre alumnos y un 51,32% la evaluación cualitativa entre estos. En cuanto a la autoevaluación: un 11,24% valora la autoevaluación con notas numéricas, un 65,55% una autoevaluación cualitativa y un 5,38% la autoevaluación con apto o no apto (o similar). A un 24,88% le parecería bien no poner notas y un 13,76% valora también otras opciones para evaluar.

Finalmente, un 86,72% de los encuestadas ven positivo que cada centro escolar pueda tener las competencias sobre el método de evaluación. Y un 79,78% valora también positivamente que los sistemas de evaluación entre primaria y secundaria sean distintos.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí