El 61% del alumnado señala que nunca o solo a veces siente confianza para poder expresarse con el profesorado

Nuevo currículo de secundaria

Los resultados del Test de la Escucha, un sondeo desarrollado por Educo en el marco del programa Activa la Escucha 2022, muestran que buena parte del alumnado participante, de entre 11 a 17 años, no se siente escuchado y tenido en cuenta por las personas adultas que lo rodean a diario.

Educo resalta que los resultados del Test de la Escucha muestran en varios puntos la persistencia de una cultura adultocéntrica, esto es, una visión proteccionista y paternalista.

Precisamente, esta visión adultocéntrica se manifiesta cuando casi el 40% del profesorado responde que siempre o a menudo trata de convencer al alumnado porque piensa que sabe qué es mejor para él (un 53% responde que a veces, mientras que solo el 8% responde que nunca).

Por su parte, el 41% de las familias responden afirmativamente a la pregunta «¿Sientes que tu hijo/a necesita tu opinión porque crees que tienes más experiencia y sueles llevar razón?» (54% responde que a veces y solo el 5% dice que nunca).

Esta encuesta, realizada a 451 alumnos y alumnas, 74 profesores y 103 familiares de seis centros escolares de distintas comunidades, con el fin de medir y reflexionar sobre la capacidad de escucha activa de distintos actores, evidencia no solo que los chicos y chicas tienen problemas para abrirse con el profesorado -61%- y con sus padres y madres en casa -37%-, sino que además expone el gran desconocimiento de las personas adultas ante esta realidad.

Mientras que niños, niñas y adolescentes manifiestan una alta desconfianza, el 88% de las familias encuestadas asegura que siempre invitan y ayudan a sus hijos e hijas para que les hablen en confianza.

Si nos ceñimos a la vida en el aula, la encuesta desprende un dato significativo: ante la pregunta «¿Te sientes libre y con confianza para poder hablar de tus ideas, propuestas, sentimientos o problemas con tus profesores/as?», el 61% del alumnado señala que nunca o solo a veces siente confianza para poder expresarse con el profesorado. Concretamente un 20% dice que nunca.

«Este test manifiesta algo que venimos denunciando desde hace tiempo en Educo, que los niños, niñas y adolescentes no se sienten escuchados y tenidos en cuenta, y que hay que cultivar actitudes de buen trato a las demás personas y promover la comunicación de personas adultas con niños y niñas. Promover, al fin y al cabo, situaciones de confianza, de seguridad y cercanía para chicos y chicas», señala Miriam Torán, responsable de Movilización Social de Educo.

Las respuestas de chicos y chicas a preguntas abiertas a lo largo de la encuesta dejan ideas y propuestas que apuntan a que ellos y ellas no coinciden con esta percepción adultocéntrica, y cuestionan la validez de esa visión, calificándola en ocasiones como estereotipo.

Ante la pregunta de por qué no practicamos la escucha activa, chicos y chicas destacan los problemas en la comunicación (interrumpirse, no prestarse atención, estar en otras cosas), que a menudo relacionan con no tener interés.

Además, hablan de egoísmo y falta de empatía vinculada a que las personas adultas siempre creemos llevar razón. Destacan también las respuestas referidas a los miedos, muy vinculados con la vergüenza o el temor a que sus opiniones sean juzgadas.

«La necesidad de una buena disposición en el trato; hablar más, así como disponer de mayor tiempo para el diálogo y la escucha o el refuerzo de la confianza, son algunas de las propuestas que chicos y chicas han destacado para contribuir a la mejora de sus relaciones con las personas adultas y acabar así con esos miedos y problemas de comunicación actuales», explica Torán.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí