La mayoría de universitarios, satisfechos con los planes de estudio, sus centros y sus profesores

people laughing and talking outside during daytime

La mayoría de los jóvenes universitarios españoles afirma que, a la hora de elegir carrera, su principal motivación fue vocacional, por encima de razones prácticas como las mejores salidas laborales, y cree que podrá encontrar trabajo en un puesto afín a su formación. Al mismo tiempo, la mayor parte de los estudiantes muestra niveles altos de satisfacción general con respecto a sus planes de estudio, sus centros educativos y sus profesores.

Así lo refleja el Estudio sobre Universitarios en España de la Fundación BBVA que examina los valores, actitudes y comportamientos de este segmento de la sociedad sobre un amplio abanico de dimensiones tanto de su vida académica como de la personal.

Sin embargo, en este marco global de satisfacción, hay dos cuestiones significativas sobre las que los universitarios presentan algunas reservas: en el ámbito de la inserción laboral y en el de la investigación. Si bien las expectativas de formación están satisfechas en gran medida por el modelo de enseñanza actual, se manifiestan dudas significativas sobre el valor de esos conocimientos y habilidades para la inserción laboral.

De todos los servicios y recursos evaluados, el que divide en mayor medida las opiniones se refiere a los servicios de orientación laboral y la bolsa de trabajo, así como al débil estímulo y guía del profesorado para acercar a los estudiantes al mundo laboral.

Respecto a la faceta investigadora, aunque los estudiantes perciben mayoritariamente que es una función fundamental de la universidad y que deberían aprender a llevarla cabo durante la etapa de su formación universitaria, su participación en proyectos de investigación es claramente minoritaria (menos del 20%), y la mayoría considera que la carrera investigadora requiere de demasiado esfuerzo, no está bien remunerada y carece de apoyo por parte del Estado.

Con respecto a su situación económica actual, los resultados muestran que la mayoría de los universitarios no están independizados ni familiar ni económicamente. Siete de cada diez viven en casa de sus padres, sólo un tercio tiene un trabajo remunerado y la mayoría depende de la ayuda familiar para sufragar sus gastos generales.

En cuanto a sus planes de futuro, es bastante similar el porcentaje que desea seguir estudiando y el que desea trabajar (tres de cada diez planean hacer ambas cosas) y son mayoría los universitarios que desean formar una pareja estable en algún momento de su vida, institucionalizar dicha pareja a través del matrimonio (ya sea civil o religioso) y tener hijos.

Los universitarios, más ‘centrados’ de lo que se cree

Además, el estudio de la Fundación BBVA permite trazar un perfil de los universitarios españoles con respecto a sus intereses, valores, creencias, y vinculación con la esfera pública: la mayoría expresa un alto nivel de confianza en los grandes pilares culturales e institucionales de la vida moderna – medicina, ciencia, tecnología, el estado de derecho, la democracia y el mercado–; se autoubica ideológicamente cerca del centro; no es religiosa; se informa principalmente a través de las redes sociales; acepta ampliamente cuestiones que en el pasado fueron objeto de controversia moral y fuertes restricciones legales como el matrimonio entre homosexuales, la eutanasia y el aborto; y le preocupa el cambio climático, al considerar que es un problema provocado por la actividad humana al que se le está dando menos importancia de la que tiene.

Conocer el mapa de valores y predisposiciones de los estudiantes universitarios en el contexto actual, marcado por factores disruptivos como el acelerado cambio científico-tecnológico, la crisis medioambiental, la reemergencia de regímenes autoritarios, el alza de movimientos populistas y antisistema, además de su interés en sí mismo por ser un amplio colectivo en el que se expresan tempranamente los cambios de valores del conjunto de la sociedad, es un elemento que permite anticipar algunos de los rasgos culturales de los futuros grupos profesionales.

El estudio ofrece algunos trazos de la evolución temporal de una selección de los principales indicadores, con datos de estudios anteriores. Además, presenta una visión diferenciada de los perfiles culturales de los universitarios atendiendo a las distintas áreas de conocimiento (humanidades, ciencias sociales y jurídicas, ciencias experimentales, ciencias de la salud, carreras de ingeniería y técnicas), así como a la naturaleza de la institución universitaria en la que se cursan los estudios (pública-privada).

El diseño del cuestionario y el análisis de los datos los ha realizado el Departamento de Estudios Sociales y Opinión Pública de la Fundación BBVA; el trabajo de campo, que contiene una muestra de 3.430 casos, lo realizó Imop Insights entre febrero y mayo de 2023.

El estudio íntegro se puede descargar en este enlace.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí