La ministra de Colombia afirma que la educación se ha vuelto un primer tema de agenda en América Latina

La ministra de Educación Nacional de Colombia, María Victoria Angulo, conversa con la directora general de ProFuturo, Magdalena Brier

La ministra de Educación Nacional de Colombia, María Victoria Angulo, ha estado en viaje oficial en España. Esa visita ha incluido un encuentro con las responsables de ProFuturo, el programa de educación digital impulsado por Fundación Telefónica y Fundación ”la Caixa”, del que el Gobierno colombiano es un aliado estratégico.

La ministra y la directora general de ProFuturo, Magdalena Brier, han protagonizaqdo una entrevista, una charla que se del espacio “Conversaciones” del Observatorio ProFuturo, el espacio en el que se promueve la discusión y la reflexión acerca de la situación actual de la educación digital en el mundo.

No perder el impulso

En esa conversación María Victoria Angulo ha asegurado que “América Latina necesita no perder el impulso de estos últimos años, donde la educación se ha vuelto un primer tema en agenda. La conciencia sobre el desarrollo de habilidades digitales ya no es un tema adicional o un tema accesorio. Es el momento para que sea prioritario, para que se una a los proyectos educativos y proyectos de calidad que cada país defina, para que las métricas que los mecanismos digitales permiten usar nos den información de primera mano, y para, sin olvidar el humanismo, entender el rol que juega la tecnología y el desarrollo de estas habilidades emocionales y este conocimiento de la realidad, que es tan importante para un estudiante cuando enfrente un mercado laboral o cuando enfrente una decisión de educación superior y de proyecto de vida”.

Educación digital

La innovación educativa, incluyendo la conectividad de las escuelas, especialmente en las zonas rurales, la formación profesional docente o la evaluación de competencias digitales, han estado también entre los temas tratados.

Precisamente la educación digital puede servir en toda la región como palanca para reducir las desigualdades y las brechas que separan a los más vulnerables de una educación de calidad. “América Latina ha comenzado a hacer inversiones muy importantes en conectividad. Conectar las escuelas y la ruralidad resulta fundamental, y resulta fundamental en espacio educativo, pero también en espacio cultural y familiar. La familia también adquirió un papel o lo retomó muy activo en el proceso de aprendizaje”, sostiene la ministra.

Conectividad rural

Colombia está avanzando en un proyecto de conectividad rural cuya meta es alcanzar 14.000 escuelas conectadas. La colaboración, tanto a nivel público como privado, es clave para acelerar los procesos de digitalización e innovación educativos. Para la ministra, “cuando uno invita a que la educación sea un compromiso de todo un país, no puede pensar solo en lo público, tiene que hacerlo público y privado, respetando competencias, roles… Alianzas con Fundación Telefónica, ProFuturo, y otros actores del sector privado han sido fundamentales porque lo público puede dar unos alineamientos de política, lo público es una inversión general…, pero para yo poder llegar a cada municipio, a cada actor, tengo que sumar. Y eso hacen alianzas como estas, además de tener un know-how que les permite tener inversión en innovación, tener inversión en recursos digitales…”.

Reduciendo brechas

ProFuturo nació en 2016 con la misión de reducir la brecha educativa en todo el mundo proporcionando una educación digital de calidad a niños y niñas de entornos vulnerables. El 64 % de su inversión está destinada a los países de América Latina, donde cuenta con la alianza estratégica de la Fundación Telefónica Movistar presente en Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, México, Perú, Uruguay y Venezuela, y la Fundação Telefônica Vivo en Brasil.

En sus casi seis años de trayectoria ha llegado a 14 países latinoamericanos, beneficiado a 16,7 millones de alumnos y formado a 790.304 docentes de la región. Colombia, además, es uno de los países donde ProFuturo concentra mayor actividad. Arrancó en 2017 con pequeñas acciones y, desde entonces, el programa se implementa en más de 250 escuelas a lo largo de todo el país, ha beneficiado a 3,75 millones de niños y niñas en edad escolar y formado a 172.000 docentes. Solo en 2021, los beneficiarios fueron casi 2.000.000 de estudiantes y más de 61.000 docentes.

Formando a docentes

El foco del programa es precisamente la comunidad docente, verdadera activadora del aprendizaje. Por eso, ProFuturo forma y acompaña a los docentes para usar las TIC en el aula.

En el caso de Colombia destacan dos proyectos locales donde la innovación educativa se convierte en un auténtico agente de transformación. Con “Educación para la Paz”, ProFuturo promueve a mayor escala la convivencia escolar pacífica, a través de la implementación de competencias ciudadanas en los docentes y el desarrollo de habilidades socioemocionales en niños y niñas de segundo a quinto de primaria. Con “Escuela TIC Familia” ha acercado a familias y cuidadores al proceso educativo de sus hijos e hijas, a través del uso adecuado de las TIC, para contribuir a la reducción de la brecha digital generacional.

A raíz de la pandemia, este último proyecto llegó incluso a la televisión nacional. Con el objetivo de llegar a los hogares sin conectividad o con conectividad limitada.

En 2021, este proyecto benefició a más de 12.000 personas, principalmente padres y madres de familia y cuidadores de niños y niñas en edad escolar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí