La necesaria integración del marketing en la gestión de los centros educativos

Cambios ha habido siempre, situaciones de mercado diferentes se han vivido con frecuencia en todos los sectores…y el sector educativo no podía ser ajeno a esta época de cambio en la que nos encontramos.

La Digitalización, el fácil acceso a la información, el aumento de la oferta, la reducción de la demanda o el creciente nivel de exigencia por parte de los usuarios es algo que nos afecta a todos, a los Centros Educativos igual que al resto de sectores.

Y es que aunque el entorno siempre haya sido cambiante, la etapa en la que nos encontramos dentro de la Educación y la Formación, se caracteriza tanto por el cambio, como por la velocidad a la que éste se está produciendo.

El cambio ocurre, lo vemos a diario, podemos vivir anclados en el pasado o adaptarnos a los nuevos tiempos. Los centros educativos requieren una adaptación al mercado, un mercado formado por sus alumnos, las familias y el futuro profesional que nos espera a unos y a otros.

Y cuando el mercado cambia, son las áreas de Marketing las que deben entrar en acción. Marketing se ha hecho siempre, pero cuando lo importante era la calidad educativa casi en exclusiva, la ubicación del Centro o la capacitación del profesorado, las áreas de Marketing ocuparon en esa etapa un lugar más bien estético, creativo y hasta simbólico en el mundo de la educación y la formación.

La hora del marketing educativo

Pero ahora la cosa ha cambiado, los centros deben mirar al exterior, adaptarse al mercado y facilitarle las exigencias de este nuevo entorno. Gestionar la imagen de un Centro, Comunicar de manera eficiente, Construir una imagen de prestigio, Aumentar el sentimiento de pertenencia de alumnado, profesorado y entorno familiar y social, son funciones demasiado relevantes y hasta cruciales para el futuro de los Centros Educativos.

Ante esta situación, el Marketing se ha convertido en algo realmente estratégico, los centros de formación e instituciones educativas están acudiendo a profesionales del Marketing, bien incorporándolos a sus plantillas o bien solicitando trabajos de apoyo a consultoras especializadas en Marketing y Comunicación.

También vemos como los centros e instituciones educativas están formando a sus directivos, en Gestión, Dirección y Marketing, en ideas como la captación de clientes, la calidad del servicio o la construcción de una sólida imagen de marca. Son funciones habituales en muchos otros sectores, en el fondo siempre han existido en los Centros Educativos, pero ahora cobran especial relevancia.

Entramos en una nueva etapa para el sector. El entorno obliga a una formación de alta calidad, la Educación como negocio ha llamado la atención a inversores y numerosos actores con intereses económicos. En este tipo de mercado, la competencia y los exigentes criterios de elección de centro, obligan a estos a utilizar el Marketing como elemento diferencial.

Elemento diferencial que les haga atractivos, que les ayude a llegar a sus mercados, aumentar el número de alumnos y mejorar su reputación, objetivos habituales del Marketing estratégico en un momento en el que no sólo hay que ser bueno, sino que también hay que parecerlo, comunicarlo y transmitirlo con eficacia para sobrevivir en un futuro cercano.

Joaquín Danvila es director comercial y de marketing del Grupo CEF/UDIMA y miembro del consejo editorial de ÉXITO EDUCATIVO.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here