La OCDE advierte la necesidad de aprovechar aún más las tecnologías educativas

La pandemia de COVID-19 impulsó una aceleración de la digitalización de la educación, como la introducción de plataformas de aprendizaje en línea, pero, si bien estas ahora están presentes en 26 de las 29 jurisdicciones incluidas en el informe, los países y jurisdicciones aún tienen que adoptar enfoques a nivel de todo el sistema para la transformación digital de la educación, que fomenten el aprendizaje y el examen proactivos y personalizados, y apoyen mejores decisiones en todo el sistema educativo.

Así lo recoge la última edición de la Perspectiva de la Educación Digital de la OCDE, que también encuentra que 19 de las 29 jurisdicciones cuentan con sistemas que recopilan información sobre la trayectoria de estudiantes individuales, que actualmente se utilizan con fines estadísticos.

De estos, solo el 45% integra los resultados individuales de los estudiantes de evaluaciones nacionales estandarizadas, el 31% proporciona paneles o visualizaciones y otro 31% vincula datos de estudiantes y docentes, características que ayudarían a los educadores a adaptar la instrucción a las necesidades de los estudiantes.

De manera similar, solo cinco países cuentan con sistemas de alerta temprana para predecir los riesgos de deserción estudiantil y desencadenar intervenciones tempranas.

Los recursos de aprendizaje digital más comunes son los estáticos, ya que suelen ser el resultado de la digitalización de material en papel. Este tipo de recursos están disponibles en 26 de las 29 jurisdicciones. Hasta el momento, ninguna jurisdicción proporciona públicamente recursos impulsados ​​por IA, como sistemas de tutoría inteligentes, y sólo dos –los Países Bajos y los Estados Unidos– los utilizan en la educación primaria.

Más formación del profesorado

Existen importantes disparidades en la disponibilidad y el uso de herramientas digitales, lo que subraya la necesidad de un desarrollo profesional integral y mejoras de habilidades para docentes y administradores. Por ejemplo, a pesar de que el 60% de los profesores de educación secundaria han recibido formación en educación digital el año pasado, el 20% todavía informa que necesita más formación.

“La transformación digital de la educación tiene el potencial de mejorar fundamentalmente la experiencia de enseñanza y aprendizaje. La pandemia de COVID-19 brindó un bienvenido impulso a la educación digital, pero debemos aprovechar aún más las herramientas y sistemas necesarios para adaptar la instrucción a las necesidades de cada estudiante y diseñar sistemas de alerta temprana para identificar a los estudiantes en riesgo de abandonar la escuela”, afirma el secretario general Mathias Cormann. 

“Los enfoques que abarquen todo el sistema, que garanticen la coherencia de las herramientas, las tecnologías y los actores del sistema educativo, son esenciales para liberar plenamente el potencial de las tecnologías digitales para mejorar los resultados del aprendizaje”, agrega.

La Perspectiva de Educación Digital 2023 de la OCDE proporciona información sobre cómo avanzar en la transformación digital de los sistemas educativos en toda la OCDE. Estos incluyen identificar casos de uso claros en los que las soluciones digitales podrían ayudar a lograr objetivos políticos específicos, mejorar la interoperabilidad de los datos en todo el ecosistema educativo, aprovechar la contratación pública para incentivar a los proveedores de tecnologías educativas a incorporar estándares de interoperabilidad y garantizar que las regulaciones de privacidad no impidan la identificación de sesgos algorítmicos.

A la luz de los rápidos avances recientes en el desarrollo y uso de la inteligencia artificial generativa, el informe propone nuevas directrices que abogan por un uso responsable de la inteligencia artificial en la educación, considerando aspectos como la igualdad de oportunidades, la privacidad, el sesgo y la transparencia.

El fin es cubrir la necesidad de brindar igualdad de oportunidades para acceder a conectividad de alta calidad y recursos de aprendizaje digital, así como de monitoreo y evaluación continuos de las políticas de educación digital para reevaluar el impacto de la integración de la IA en los contextos educativos.

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí