La psicopedagogía como puerta a la inclusión educativa

woman carrying white and green textbook

La educación inclusiva o educación no formal son conceptos que se están incorporando al vademécum del universo de la educación. Un contexto que, a estas alturas, va más allá del binomio profesor-alumno. La educación tiene muchas aristas, y muchas oportunidades de convertirse en lo que siempre se pensó que debiera ser: lo más parecido a la fórmula del rey Midas, convertir en excelencia el aprendizaje de nuestros menores.

La lección magistral ya no lo es todo. La experiencia en clase y la actitud empática (que no necesariamente simpática) entre profesor y alumno gana terreno. La mejora del rendimiento académico del alumnado, la lucha contra el absentismo, el fracaso escolar y la exclusión social de determinados colectivos, así como la mejora de los sistemas de orientación educativa son procesos que los profesionales de la educación también deben acometer y para ello, qué mejor que estar preparado.

Es el objetivo que persiguen formaciones en psicopedagogía, la ciencia social que se encarga del estudio de los procesos de aprendizaje y la enseñanza, como el Máster Universitario en Psicopedagogía de la Universidad UDIMA, que propone una hoja de ruta para convertir al alumno, futuro educador, en referente en educación inclusiva, por ejemplo, y como ejemplo del nuevo tiempo.

Una formación con evidentes trazas de inserción laboral, pues se trata de una especialización, no solo en boga, sino con una proyección imparable, en paralelo a la evolución de una sociedad más preocupada por generar personas pensantes que personas que ejemplarmente memorizaron en su día sus conocimientos.

Porque sí, ya en el terreno más práctico, en una sociedad como la actual, con una elevada oferta docente, la adquisición de estas competencias puede suponer un elemento diferenciador clave entre candidatos que opten al mismo puesto y presenten un currículum similar.

Además de todo lo ya apuntado, la directora del Máster de la UDIMA, Alba García Barrera, resume la esencia alternativa de esta titulación en unas pocas palabras: “La educación inclusiva aplica a los entornos educativos formales, que desde la LOMLOE han pasado a tener en su mayoría un carácter eminentemente inclusivo. La segunda opción se centra en los contextos socioeducativos de carácter no formal, entre los que cabría destacar la educación de personas adultas y el trabajo en entidades sociales, asociaciones, fundaciones, ONG, etc.”. En suma, un campo por abonar.

Además, en su metodología, el máster de la Universidad UDIMA ofrece un entorno de enseñanza-aprendizaje virtual que refuerza las habilidades de uso de herramientas TIC al futuro psicopedagogo. Este sistema, enfocado al ámbito digital, ayuda al estudiante a adquirir destrezas básicas en el manejo de la tecnología, tanto por el propio desarrollo de la actividad formativa en Moodle como por las herramientas y recursos que ofrece el profesorado en sus asignaturas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí