La transmisión de valores desde la primera infancia, labor principal de los docentes

Foto de Escuela creado por freepik - www.freepik.es

Transmitir valores a las futuras generaciones, dominar las nuevas tecnologías de formación a distancia y apostar por una educación permanente e innovadora son algunos de los principales pilares básicos sobre los que sustentar el rol que han desempeñar los profesores en las etapas de infantil y primaria.

La directora del Grado en Magisterio de Educación Infantil de la Universidad UDIMA, Patricia González, recuerda cuál es la labor principal que deben tener los profesionales de la enseñanza en los primeros años de vida: «Creo que la transmisión de valores y la educación desde la primera infancia es la labor principal de los docentes. Esto prepara a los niños/as para el futuro y para vivir en sociedad».

Y recalca que, si bien ser profesor es el principal reclamo para esta titulación universitaria, también hay otro perfiles potenciales. En su opinión, todas aquellas personas a las que «les guste trabajar y estar con niños pequeños (de 0 a 12 años)». Además, quienes superen este Grado podrán desarrollar competencias esenciales en la vida profesional como el trabajo en equipo, el análisis de problemas, o la búsqueda y la toma de decisiones.

A la transmisión de valores se suma un acompañamiento por parte del docente en el Grado en Magisterio de Educación Primaria. Su directora en la misma Universidad, Noelle Rodríguez, señala la «importancia» que tiene «acompañar al alumno en todo el proceso de enseñanza y aprendizaje». «Orientarle y ayudarle a desarrollar todas sus capacidades para enfrentarse al futuro», desgrana.

Para ello subraya la necesidad de seguir esta formación, que puede interesar también a «cualquier licenciado o graduado (matemáticos, historiadores, filólogos, etc.) que sienta vocación docente». El título permite conocer las diferentes metodologías de la enseñanza, «no sólo de su área de conocimiento», destaca, sino también de las demás.

Tanto el Grado en Educación Infantil como el Grado en Educación Primaria en la UDIMA ofrecen la posibilidad de especializarse, con hasta cinco menciones cada una, y armarse con herramientas para adaptarse como profesor a los cambios científicos, pedagógicos y sociales.

«Mejor perfil», «más opciones»

Además, Rodríguez resalta el papel de las cinco menciones cualificadoras que tanto el Grado en Educación Infantil como el de Primaria tienen para «profundizar» en determinadas áreas: Mención en Lengua Inglesa; Mención en Pedagogía Terapéutica; Mención en Audición y Lenguaje; Mención en Tecnología Educativa; Mención en Enseñanza de la Religión Católica. Sin ser especializaciones como tal, proporcionan a los futuros profesores «un mayor conocimiento y un mejor perfil», comenta la directora del Grado.

Por otra parte, ambas responsables del Área de Magisterio afirman que la posibilidad de cursar primero el título de Infantil y convalidarlo con el de Primaria, o viceversa, siempre está ahí. «Es una opción interesante por tener más opciones de trabajo», admite Patricia González. «Ocurre con bastante frecuencia ya que las posibilidades laborales se incrementan de manera notable (se cubren más rangos de edad)», aclara Noelle Rodríguez.

Capacidad de reinventarse

También defienden la importancia del aspecto tecnológico de estos Grados. Con las nuevas tecnologías en auge y ahora con la pandemia cada vez se requiere que los profesores tengan ciertas habilidades con el manejo de aplicaciones y programas «que faciliten una docencia diferente», explica González.

«Si algo nos ha enseñado la COVID-19 es que hay parte de docencia que se puede hacer a distancia sin que pierda calidad. Un docente que tenga esta capacidad irá un paso por delante ya que en el futuro este tipo de enseñanza será más habitual», abunda.

Por su parte, la responsable del Grado de Educación Primaria refuerza esta postura, y afirma que las ventajas que tiene para reinventarse un profesor que aprende con la UDIMA «son infinitas». El profesor «ya tiene prácticamente el camino hecho», argumenta, porque «conoce las principales herramientas para trabajar online y lo más importante: sabe utilizarlas y adaptar los conocimientos a las diferentes plataformas para sacar el máximo rendimiento tanto de las tecnologías como de los alumnos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here