Las mejores universidades españolas, bien en sostenibilidad e investigación, mal en empleabilidad

Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid
Rectorado de la Universidad Complutense de Madrid

La vigésima edición del QS World University Rankings que clasifica las mejores universidades del mundo ha dado entre otras novedades que una española se cuele por primera vez entre las 150. La Universitat Autònoma de Barcelona (UAB) ocupa el puesto 149 de la clasificación, en la que se han añadido tres nuevas variables a tener en cuenta: sostenibilidad, red investigación internacional y empleabilidad. Ninguna aprueba todas y tan sólo una consigue hacerlo en el caso de la empleabilidad: la Universidad Complutense de Madrid (UCM).

La clasificación mantiene al frente de la lista al Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT), que ya lleva 12 años consecutivos. El podio lo completan la Universidad de Cambridge (que mantiene el segundo puesto) y la Universidad de Oxford, que sube un puesto para coger la medalla de bronce. Las diez mejores universidades españolas van desde ese nuevo 149 de la UAB hasta el puesto 403 de la Universidad de Granada.

Las demás cualidades analizadas de las 1.500 universidades y 104 países son la reputación académica, la reputación empleadora, la proporción o ratio de estudiantes por Facultad, las citaciones por Facultad, la proporción de profesores internacionales y la de alumnos internacionales, dando todo ello a la nota final. Ninguna de las universidades ha alcanzado un 100 en todas las categorías (el MIT se queda cerca en alumnos internacionales y sobre todo en red de investigación internacional).

Respecto a las universidades españolas, 35 nombres aparecen en el ranking. De ellas 16 destacan con su mayor nota en sostenibilidad y 11 en red de investigación internacional. La gran tarea pendiente parece ser la escasa proporción de profesores internacionales: 14 de estas universidades obtienen aquí su peor calificación.

Como en ediciones anteriores, las regiones españolas con más universidades dentro del ranking son Cataluña y la Comunidad de Madrid, con siete cada una. En el mencionado ranking aparecen en este orden:
UAB (puesto 149), Universitat de Barcelona (164), UCM (171), Universidad Autónoma de Madrid, UAM (199), Universitat Pompeu Fabra (310), Universidad Carlos III de Madrid (319), Universidad Politécnica de Madrid (349), Universitat Politècnica de Catalunya – Barcelona Tech, UPC (354), Universidad de Alcalá (538), Universidad Pontificia Comillas (582), Universitat Ramón Llull (empatada con otras entre los puestos 621 y 630), Universitat Rovira i Virgili (661-670), Universidad Rey Juan Carlos (951-1.000), y la Universidad CEU San Pablo y la Universitat de Lleida, que empatan con otras seis españolas registradas y muchas más entre los puestos 1.0001 u 1.200 de la lista publicada.

Extremos

La Universidad Autònoma de Barcelona (que aprueba por los pelos con una nota final de 51,7) obtiene un 94,6 en sostenibilidad aunque, como decíamos, no aprueba en otra de las nuevas categorías, empleabilidad, con un escueto 13,7. Sí obtiene buena puntuación en la tercera novedad, con un 84,2 en red de investigación internacional.

Una tendencia que se mantiene parecida en las primeras diez universidades nacionales del listado. Tanto dentro como fuera de ese top ten, todas salvo la Universidad Complutense de Madrid suspenden en empleabilidad. Y dentro de esas diez, siete aprueban en sostenibilidad y red investigadora internacional. De hecho, muchas están por encima al menos del 80 en ambas variables. Algunas incluso por encima del 90 en sostenibilidad, como el caso de la UAB, la Universitat de Barcelona (98,1) la UCM (96,3). O en red investigadora internacional, como Universidad de Granada (96,8).

También hay casos peculiares, como el de la IE University, que obtiene un 100 ratio de alumnos internacionales, pero también un irrisorio 1 en esa red de investigación internacional. La misma nota que obtiene la Pontificia de Comillas (que también tiene un 2 es sostenibilidad).

O el de la Universidad del País Vasco, con una red investigadora internacional potente (73,6) pero unos valores mediocres en alumnado y profesorado de fuera de sus fronteras (3,8 y 2,5 respectivamente). La reputación empleadora, que resalta como la nota media más baja, tiene su peor exponente en la Universitat de Lleida (1,9).

DEJA UN COMENTARIO

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí