Las mujeres en la educación: más alumnas y profesoras, pero todavía pocas en las áreas STEAM

Igualdad en Cifras MEFP 2022. Aulas por la igualdad. MInisterio de Educación

Por cuarto año consecutivo el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha publicado el informe “Igualdad en Cifras MEFP 2022. Aulas por la igualdad”, con motivo del Día Internacional de la Mujer. En él se analizan los principales datos educativos con perspectiva de género.

Abandono en mayores de edad

El que más destaca el Ministerio es el de la tasa de abandono educativo-formativo temprano de las mujeres de 18 a 24 años, que se situaba por primera vez en 2021 por debajo del 10%, concretamente en el 9,7%, a 1,7 puntos de la media de las jóvenes europeas. En 2011 esta diferencia era de 10,4 puntos. Para los hombres el abandono educativo-formativo es del 16,7%, es decir, 7 puntos superior al de las mujeres.

Fijándose en las matriculaciones, en el curso escolar 2019-2020, las chicas eran el 48,6% del alumnado en Educación Secundaria Obligatoria y el 53,7% en Bachillerato. Sin embargo, hay una gran disparidad entre las distintas modalidades de Bachillerato: en Ciencias las mujeres son el 47,5%; en Humanidades y Ciencias Sociales, el 58,2%; y en Artes, el 72,1%.

En las enseñanzas de Formación Profesional, las alumnas sólo son el 29,8% en FP Básica. En los otros dos grados de FP, las cifras se equiparan un poco más, hasta el 43,8% en FP de Grado Medio; y el 48% en la de Grado Superior.

Las mujeres menos presentes en estudios STEM

Donde las diferencias son enormemente acusadas es en función de las familias profesionales: en Grado Medio, las mujeres son más del 75% en Sanidad y del 77% en Textil, Confección y Piel. En Servicios Socioculturales y a la Comunidad son el 86,6% y en Imagen Personal, el 88,3%. Sin embargo, son apenas el 7,7% en Informática y Comunicaciones, el 4,1% en Fabricación Mecánica, el 3,5% en Electricidad y Electrónica y el 3,4% en Transporte y Mantenimiento de Vehículos.

Las mujeres son mayoría en el alumnado universitario de Grado, el 55,7%, aunque de nuevo, como en FP, aparecen fuertes diferencias en función del ámbito de estudio. En Educación son el 77,9% y en Salud y servicios sociales, el 71,8%. Sin embargo, en Ingeniería, industria y construcción, son el 29,1%, y en Informática, únicamente el 13,4%.

Para revertir esta brecha de género en las disciplinas científicas y tecnológicas, el Ministerio de Educación y Formación Profesional ha puesto en marcha la «Alianza STEAM por el talento femenino: Niñas en pie de ciencia», a la que se han adherido más de un centenar de entidades y que busca promover las vocaciones de las disciplinas STEAM (ciencia, tecnología, ingeniería, matemáticas y arte) entre las alumnas.

Más mujeres universitarias

Por otra parte, el 54,4% de las mujeres de 25 a 34 años tiene estudios superiores, un porcentaje que supera en 11,3 puntos al de los hombres, que se sitúa en el 43,1%.

El mayor nivel educativo de las mujeres jóvenes ha hecho que, aunque los ingresos de los hombres a igualdad de nivel educativo sean más altos, los salarios medios brutos anuales de los hombres y mujeres de 25 a 34 años estaban muy próximos en 2019. La diferencia era de apenas 5 puntos (102,1 % para los hombres y 97,4 % para las mujeres, siendo el 100 % el salario bruto anual medio del total de asalariados de esas edades).

Más profesoras y directoras

En cuanto al profesorado, dos tercios son mujeres (67,1%). Los porcentajes de maestras son más altos en Infantil (97,7%) y en Primaria (82,1%). En Universidades, sin embargo, son minoritarias las profesoras (42,9%), aunque esa cifra se ha incrementado en cerca de 6 puntos porcentuales en la última década (desde el 37,2%). Entre el profesorado universitario menor de 30 años, las mujeres son el 52,4%, y en el grupo de edad de 30 a 39 años, el 53,3%.

En los puestos directivos en los centros públicos, las mujeres ocupan el 67,2% de estos puestos, 7,6 puntos porcentuales más que hace una década.

Por último, el informe recoge también los principales datos de las evaluaciones internacionales con perspectiva de género. Así, según el informe PISA 2018, las chicas tienen un rendimiento más alto en competencia global, que mide el conocimiento, las destrezas, actitudes y valores en relación a cuestiones globales: el 73% de las chicas españolas alcanza o supera el nivel básico en esta competencia, valor por encima del 63% de los chicos.

En el prólogo del informe, la ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, anima a las alumnas a creer en sus capacidades y no dejarse llevar por el “síndrome de la impostora”: “Debemos ayudar a las niñas, a las jóvenes, a las adultas, a ser valientes, aceptar los errores, sentirnos merecedoras del éxito, confiar en nuestro conocimiento y, sobre todo, querernos imperfectas. Ese cambio de cultura emocional requiere la participación del conjunto de la sociedad”, concluye.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí