Las notas se darán también con números en Galicia

Román Rodríguez, conselleiro de Cultura, Educación y Universidad de la Xunta de Galicia

Los alumnos gallegos recibirán sus calificaciones también de forma numérica. Esta es la principal novedad que la Comunidad de Galicia va a introducir en la parte autonómica que le corresponde de la estructura y los contenidos curriculares. Según el conselleiro de Cultura, Educación y Universidad, Román Rodríguez, se han diseñado “desde una perspectiva técnica” y bajo “los principios irrenunciables de situar el alumno en el centro de todas las decisiones al tiempo que blindar nuestro modelo propio de éxito avalado por los resultados y que se sostiene sobre los pilares de la calidad, de la equidad y de la igualdad de oportunidades”.

Calificaciones y refuerzos

El Conselleiro ha explicado que las notas numéricas aparecerán junto a las calificaciones literales(insuficiente, suficiente, bien, notable y sobresaliente). “Se toma esta decisión porque creemos que es fundamental que tanto el alumnado como las familias dispongan de la máxima información” y porque, sobre todo, “es necesario poner en valor el esfuerzo realizado por los alumnos”.

También se van a reforzar competencias básicas con “más lengua, más humanidades, más matemáticas y más tecnología”, con más horas, (por ejemplo, en Lengua gallega y Lengua castellana en Primaria), con la implantación de materias específicas (Filosofía en Bachillerato, Tecnología y Digitalización u Oratoria en ESO, entre otras) y con bloques específicos dentro de las materias, especialmente un bloque de competencias STEM (Matemáticas, Ciencias y Tecnología) en Ciencias Naturales en Primaria.

Críticas por la tardanza y la improvisación

Rodríguez no se ha ahorrado críticas a lo que considera una aplicación “atropellada de una mala ley a través del caos y de la improvisación”. Ha recordado que en su día advirtió de que se iba a llegar al inicio del próximo curso sin tener los decretos aprobados. Para evitar problemas a los centros en su planificación, la Consellería está trabajando en unas instrucciones que clarifiquen la organización del próximo curso. En este los equipos directivos tendrán que aplicar dos leyes simultáneamente, una para los cursos pares (la LOMCE) y otra para los impares (la nueva ley LOMLOE). Estas instrucciones estarán disponibles a lo largo del mes de mayo, antes del inicio del período de matrícula de Secundaria. También se está trabajando en poner en marcha una aplicación informática en la que se ofrecerá toda la información sobre los contenidos de los currículos, y que también se espera tener lista el próximo mes. De este modo, los centros educativos podrán comenzar a planificar la organización interna de sus horarios y la oferta.

Educación Primaria

La etapa de Primaria mantiene la carga y la distribución horaria de cinco sesiones lectivas/día hasta un total de 25 sesiones semanales. En la estructura curricular se refuerza de modo significativo tanto las lenguas como las áreas STEM.

A partir del próximo curso los alumnos tendrán dos horas más de lenguas (una en Lengua gallega y literatura y otra en Lengua castellana y literatura) en 6º curso de Primaria.

También se produce un reajuste en las Matemática y las Ciencias Naturales. Se restan dos sesiones de Matemáticas en el conjunto de la etapa (concretamente una menos en 5º y otra en 6º). A cambio se añaden tres sesiones más en Ciencias Naturales, donde se introduce un bloque completo de contenidos STEM, de matemáticas, ciencia, tecnología y digitalización. Esto, según explicó el conselleiro, “ve acorde con las nuevas líneas pedagógicas de un enfoque de aprendizaje competencial por proyectos”, con unas Ciencias Naturales “desde una perspectiva de conocimientos matemáticos aplicados a las situaciones de la vida real”.

Educación Secundaria Obligatoria

En Secundaria se reordenan Lengua gallega y Literatura y Lengua castellana y Literatura. Dos sesiones (una de cada materia) que hasta ahora se impartían en 1º de ESO se trasladan a 6º de Primaria.

En el área matemático-científico se introduce cómo obligatoria la nueva materia Tecnología y digitalización, con una carga lectiva de seis sesiones/semanales a razón de tres sesiones en 1º de ESO y otras tres en 2º.

Y una de las novedades en la etapa de ESO es la introducción de cuatro sesiones de libre disposición a razón de dos en 1º y otras dos en 2º de ESO. Los centros tendrán así autonomía para “reforzar aquellas áreas que consideren más necesarias”.

3º y 4º de ESO contaran con una optativa autonómica con una carga lectiva de tres sesiones/semana a elegir entre: 2ª Lengua extranjera, Cultura Clásica, Educación Digital y Oratoria (3º curso) y Filosofía, Cultura Clásica u Oratoria (4º curso).

Bachillerato

En Bachillerato, el currículo estatal establece cuatro modalidades de Bachillerato que son lo de Ciencias y Tecnología, lo de Humanidades y Ciencias Sociales, lo de Artes (con una vía de Plásticas, Imagen y Diseño y otra de Música y Artes Escénicas), y el General, de nueva implantación. Todos ellos cuentan con materias comunes, específicas de modalidad y optativas. Como en la ESO, es en las optativas donde las autonomías pueden completar contenidos. Galicia ha diseñado una optativa de cuatro sesiones/semana que pretende una formación más competencial y especializada con el fin de generar itinerarios formativos potentes y vertebrados ”dentro de un abanico de propuestas cuyos contenidos se están cerrando, aunque ya están diseñados los títulos de las materias”, según ha destacado el conselleiro. Además, confirmó la incorporación de contenidos anteriores a 1812 en la materia de Historia de España.

Asimismo, en 1º se refuerza Educación Física con una sesión lectiva más a la semana hasta un total de tres.

Retrasos en la tramitación de los currículos

El conselleiro también ha explicado que el retraso en aprobar los currículos por parte del Ministerio ha dejado muy poco margen a las comunidades, ya que los trámites administrativos de un decreto llevan entre seis y siete meses. El de Primaria va muy justo para que esté listo en septiembre, pero los de ESO y Bachillerato no estarán hasta después del inicio del período lectivo.

Román Rodríguez ha lamentado “tener razón” cuando ya en octubre de 2021 “advertimos en el Parlamento de los serios problemas que nos iba a generar el retraso del Ministerio, y así se lo hicimos saber en cada una de las reuniones de trabajo mantenidas a lo largo de estos meses”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí