Las universidades madrileñas equiparan su protocolo anticovid a la enseñanza ordinaria

Aula escolar

La Consejería madrileña de Sanidad ha adoptado la Orden 572/2021, de 7 de mayo, publicada este viernes en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid, por la que se establecen medidas preventivas para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19 una vez finalizada la prórroga del estado de alarma declarado por el Real Decreto 926/2020, de 25 de octubre, y que favorecen la presencialidad en los centros universitarios, aun manteniendo unas mínimas medidas de prevención.

El apartado quinto de la referida Orden dispone que en función de la evolución epidemiológica los titulares de la Consejería de Sanidad y de la Dirección General de Salud Pública, en su calidad de autoridades sanitarias, podrán modificar o suprimir las medidas de contención establecidas o bien establecer adicionales en caso de ser necesario.

En la Orden 572/2021, de 7 de mayo, de la Consejería de Sanidad, se establecen una serie de medidas preventivas en materia de salud pública que determinan la manera en la que se debe desarrollar las actividades propias de los diferentes sectores económicos, productivos, comerciales, profesionales, educativos o sociales de la región, lo que incluye la prestación del servicio público de educación superior en las universidades públicas y privadas de la región.

En particular, el apartado cuadragésimo primero establece las medidas y condiciones para el desarrollo de actividad en el ámbito universitario y de enseñanzas artísticas superiores.

Los avances en la estrategia de vacunación frente al COVID y el amplio porcentaje de vacunación en los alumnos, profesores y personal de administración y servicios de las universidades desde la publicación de la Orden 572/2021, de 7 de mayo, hacen prever un impacto positivo en el control de la pandemia y su incidencia, configurándose como elemento fundamental para la determinación de las medidas de distanciamiento, y sin que ello impida mantener un escenario de prudencia. Además, ha de tenerse en cuenta que los casos documentados de contagio en las aulas universitariashan sido testimoniales”, subraya el Gobierno regional.

El uso de mascarillas, hidrogel, distancia de seguridad y, en especial, ventilación de los espacios ha hecho de las aulas espacios seguros, recuerda la Comunidad. Por todo ello, y en aras de conseguir la máxima presencialidad, solicitada por la Comunidad Universitaria, resulta procedente la modificación del punto segundo del apartado cuadragésimo primero de la mencionada Orden.

Igualmente, procede modificar en términos similares el punto tercero del citado apartado, relativo a las medidas a adoptar en los centros que imparten Enseñanzas Artísticas Superiores.

Equiparación de medidas con la formación no universitaria

Antes de la finalización del periodo de matriculación para el curso 2021-2022, las universidades, con la participación de toda la comunidad universitaria y en el marco de lo dispuesto en la presente Orden, aprobarán y harán público un plan de actuación que atienda a la necesaria adecuación para dicho curso de las condiciones de desarrollo de la actividad docente, de estudio e investigadora a las exigencias de la crisis sanitaria, en el que se garantice el mantenimiento de una distancia interpersonal de, al menos, 1,2 metros y el uso de mascarilla, así como el debido control para evitar aglomeraciones.

La distancia interpersonal de 1,2 metros se aplicará con carácter general, adoptando, en caso de no ser posible, una organización del espacio que permita la mayor distancia interpersonal entre los alumnos, así como reforzando cuantas otras medidas organizativas y de prevención higiénico-sanitaria pueda adoptar el centro, con preferencia por el incremento de la frecuencia de ventilación y la instalación de mamparas.

El plan de actuación será remitido a la Consejería con competencias en el ámbito universitario que, de acuerdo con lo establecido en el artículo 9 de la Ley 2/2021, de 29 de marzo, de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19, velará por la implantación de las medidas higiénicas y organizativas necesarias en las universidades.

Este plan será de aplicación en los centros adscritos a las universidades, correspondiendo a estas supervisar su cumplimiento.

En los centros públicos y privados que impartan Enseñanzas Artísticas Superiores, la actividad docente, durante el curso 2021-2022, deberá desarrollarse garantizando el mantenimiento de una distancia interpersonal de, al menos, 1,2 metros, así como el uso de mascarilla en los términos dispuestos en la presente Orden y el debido control para evitar aglomeraciones.

Antes del inicio del curso escolar 2021-2022 la Consejería competente en materia de universidades aprobará un protocolo en el que se recogerán las recomendaciones sanitarias actualizadas para el inicio del curso escolar, que será supervisado por la Consejería de Sanidad.

En caso de que no sea posible garantizar la distancia interpersonal de 1,2 metros se establecerá una organización del espacio que permita la mayor distancia interpersonal posible entre los alumnos, reforzando cuantas otras medidas organizativas y de prevención higiénico-sanitaria pueda adoptar el centro, optando preferentemente por el incremento de la frecuencia de ventilación y la instalación de mamparas.

En este enlace se pueden consultar íntegramente las modificaciones: BOLETÍN OFICIAL DE LA COMUNIDAD DE MADRID

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí