Liga escolar de fútbol, baloncesto, ajedrez o… ¡videojuegos!

El deporte escolar tiene una gran tradición en muchos colegios de toda España. Es algo que no vamos a descubrir ahora. Solamente hay que asomarse a los colegios de cualquier ciudad, o incluso de cualquier pueblo. En casi todos ellos se reserva un espacio privilegiado a la práctica deportiva, con canchas de baloncesto, campos de fútbol, etc.

De hecho los grandes colegios han presumido siempre de sus instalaciones deportivas, y algunas de ellas son dignas de compararse con las de los clubes de primera línea. La oferta deportiva es uno de los aspectos que valoran las familias a la hora de escoger centro.

¿Y por qué sucede esto? El deporte es mucho más que la pura educación física individual de los estudiantes. Recordemos nuestra propia vida colegial: ¡Cuántos partidos disputados! ¡Cuánta sana rivalidad! ¡Cuánto aprendizaje vital! Porque si bien los entrenamientos han sido el fundamento de esta actividad, su corazón ha sido tradicionalmente la competición

Siempre que no se convierta en un fin en sí mismo, la competición es un medio para que los participantes aprendan valores positivos como el valor del trabajo en equipo por encima de las individualidades, la constancia, la preparación, la superación de dificultades, el respeto al rival, y muchos más.

Liga escolar de videojuegos

La novedad desde hace poco tiempo es que estos mismos valores positivos pueden vivenciarse también desde la competición en nuevas disciplinas virtuales, que han nacido y crecido gracias a los medios tecnológicos existentes. Se pueden organizar ligas entre escuelas con distintos títulos de videojuegos igual que se hace con el fútbol, el baloncesto, etc.

De hecho, algunos géneros de videojuegos ofrecen un importante valor añadido, como ya vimos recientemente al hablar de la relación más que interesante entre «soft skills» y videojuegos. Si no saben de lo que estamos hablando, el resumen podría ser que algunas habilidades blandas podrían valorarse mediante determinados títulos, ¿o incluso potenciarse?

Si una liga escolar de videojuegos les parece algo exótico o casi marciano, sepan que no solamente existe desde hace un tiempo con un carácter bien establecido, sino que este mismo fin de semana pasado ha recibido un gran espaldarazo con el apoyo nada menos que de un Consejero de Educación. Concretamente el de la Comunidad de Madrid, un gobierno conservador que suele optar por valores tradicionales y consolidados.

Así lo contaron en redes sociales este sábado tanto la entidad organizadora de la liga escolar de videojuegos (ver aquí) como el propio Enrique Ossorio (aquí). El Consejero de Educación de la Comunidad de Madrid destacaba que con la competición de videojuegos «pretendemos fomentar los valores de la convivencia para mejorar las relaciones y el clima social en el ámbito escolar».

Más que una tendencia

No estamos hablando de una práctica minoritaria. Ossorio indicaba que en los últimos meses han participado estudiantes de 84 centros educativos distintos de la Comunidad de Madrid. Digamos que no es «algo sólo para frikis». Ya deberían ustedes saber que los videojuegos son una industria con un tamaño mayor que el cine y la música juntas.

Además, es una actividad que no se ha visto paralizada por la pandemia. De hecho en estos momentos tiene más relevancia que nunca, ya que puede celebrarse a distancia.

Otra de sus ventajas es que ni siquiera hace falta que los colegios cuenten con grandes medios, dotación tecnológica e infraestructura, porque algunos de los títulos de la competición se juegan en los móviles. La mitad de los títulos «oficiales» son para smartphones. Así que todo el mundo puede participar.

Las ligas están presentes ya en la mayoría de las Comunidades Autónomas españolas, y no paran de crecer. Si les interesa esta cuestión, les recomiendo que se informen directamente en esta web, donde podrán ampliarles información mucho mejor que yo.

De hecho, en el momento de publicación de este artículo está abierto el plazo de inscripción para participar. ¡Aún están a tiempo de enrolarse en la aventura! Hay distintas opciones disponibles para ello.

Yo que ustedes al menos prestaría atención a este tema. Es algo imparable. Avisados quedan.

Julián Alberto Martín

La tecnología, ¿mejora la educación?

Sobre el autor

Todas las columnas del autor

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here