Lo internacional es español

banderas de España
Photo by Ralph (Ravi) Kayden on Unsplash

Cuando a un profesional español le expatrian a un país que no es de habla hispana, lo último que se le ocurre es matricular a su hijo en un colegio español, con lengua vehicular el español. Es decir, aprovecha esos años para que sus hijos aprendan bien inglés. Ni se les ocurre desaprovechar la oportunidad con lo mucho que les ha costado estudiar inglés.

En España no pasa eso con los extranjeros. La mayoría de los expatriados acuden con sus hijos a colegios monolingües de habla inglesa y en entornos exclusivamente anglosajones. A ellos sí se les ocurre desaprovechar la ocasión para aprender bien el español.

Los idiomas con más hablantes nativos son el chino mandarín (918 M), el español (480 M), el inglés (379 M) y el hindi (341 M), según el Instituto Cervantes. Actualmente en el mundo hay cerca de 489 millones de personas que hablan español de forma nativa, siendo en esta modalidad la segunda lengua más hablada del mundo tras el chino mandarín. Además, el mayor número de estudiantes de español se encuentra en Estados Unidos y Brasil.

Hay muchas más razones que la lengua que pesan en la elección del colegio, por ejemplo, el modelo pedagógico y la posibilidad de moverse a otros países. Y esta me parece una razón muy de peso en la toma de decisiones. Pero hoy quiero hablar de lo que es un colegio internacional en España y de lo que yo entiendo que es la internacionalidad de un colegio.

Los atributos que ahora mismo se le reconocen a un colegio internacional son: monolingüismo y modelo educativo del país de origen (sueco, finlandés, inglés, alemán, etc). Ahora ya sabemos que la aparición de internet y el uso masivo de los medios tecnológicos en todas esferas han hecho añicos las fronteras físicas, idiomáticas y culturales.

Por eso entiendo que un colegio internacional en España se caracteriza por:

Una mentalidad plural y multicultural: en la cultura y mentalidad de todas las personas del colegio cabe cualquier cultura, hecho religioso, raza y forma de vida personal. Y la comunidad celebra esa diversidad y la valora como un activo para el aprendizaje de los alumnos.
El uso de al menos dos lenguas vehiculares, siendo el español una de ellas: cualquier alumno de cualquier país que pase por un colegio en España debería salir con un control de español y del inglés en lectura, escritura y comunicación hablada de manera bilingüe o nativa.
Conectado con todo el globo: los alumnos y profesores tienen que estar conectados educativa y profesionalmente con alumnos de todos los continentes en el día a día. No solo con los del propio colegio.
Experiencias de aprendizaje variadas: no se trata de convertir los colegios en parque de atracciones, sino de proporcionar a los alumnos el contexto para que puedan vivir aquellas experiencias que más les aportan para el futuro que ellos sueñan. Hablamos de viajes internacionales de aprendizaje, conexiones con universidades de todo el globo y empresas.
Modelo de aprendizaje universal: el modelo y la certificación internacional y con posibilidad de cambio en cualquier país del mundo y con la posibilidad de acceder a las todas las universidades el mundo. Este es el caso del Bachillerato Internacional.

Estoy plenamente convencido que la internacionalización de los colegios en España es el futuro no ya del sector, sino de los alumnos. Pero va más allá de poner el nombre del colegio en inglés, poner un director con nombre anglosajón, implantar cualquier modelo pedagógico internacional o que haya alumnos de distintas culturas. En mi opinión pasa por poner en valor el idioma español como el futuro que asegura la construcción de un mundo mejor y una mejor cultura para todos.

Jaime Úbeda, director del Colegio San Patricio El Soto

 

Jaime Úbeda
Author: Jaime Úbeda

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here