Los caballos amarillos

los caballos amarillos

La Historia del ser humano sobre la Tierra está llena de pruebas. Desde que el Homo Sapiens fue consciente de su propia existencia, tuvo que afrontar el duro trago de enterrar a sus seres queridos. En el Apocalipsis el caballo amarillo porta al jinete de la muerte. Aunque a pesar de que una de las fiebres también sea amarilla, en la sociedad tecnológica conviene aclarar las “fakes news”, y algunas de ellas están relacionadas con este color.
Bajo acusaciones falsas e ilógicas, en materia de plagas han sido numerosos los colectivos que, injustamente, se han convertido en chivos expiatorios. Ahí están los casos de los judíos, de los jesuitas o de España como nación, a quien sin culpa alguna se le achacó la gripe de 1918 precisamente por la transparencia informativa.

¿Qué papel han tenido las enfermedades en el devenir de los hechos? La epidemia que mató a Pericles, el contagio que sufrieron los godos en vísperas de la invasión islámica de Hispania, la peste que asoló la Florencia de Boccaccio, la viruela que se llevó al príncipe Baltasar Carlos dejando el trono en manos del Hechizado, las infecciones que diezmaron el Nuevo Mundo, el tifus que acabó con la reina M.ª de las Mercedes, la lepra sufrida por el rey Balduino de Jerusalén o por el Padre Damián, la gripe de 1918 que, ahondando en la genealogía, permite comprobar que una póliza de seguro permitió levantar la fortuna Trump, el coronavirus en 2020… ¿En qué medida estos sucesos marcaron un antes y un después en la política?

A través de los testimonios que dejaron los “pacientes” y de las fuentes de la arqueología, de la prensa, de la música, del cine…, en nuestro nuevo libro, Los caballos amarillos, analizamos las grandes pandemias que ha soportado la humanidad.

Combinando la ciencia con la pluma literaria, ofrecemos al lector una obra de Historia clínica, donde explicamos cómo se han vivido otros “estados de alarma” en el pasado. Porque el confinamiento no es un invento de la globalización y, desde hace milenios, ha habido enfermedades que, de algún modo, se pudieron ver venir, pero de las que, en primera instancia, nadie previno.

DRA. LAURA LARA MARTÍNEZ
DRA. MARÍA LARA MARTÍNEZ
Profesoras de la UDIMA
Escritoras Premio Algaba
Historiadoras de “Todo es mentira” en Cuatro

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here