Los cánticos machistas del Colegio Mayor Ahuja son una “tradición” para las alumnas del Santa Mónica

Los cánticos machistas del Colegio Mayor Ahuja, son una “tradición”, para las alumnas del Santa Mónica

Es la última gran polémica nacional, que ha atravesado como un rayo todos los medios de comunicación del país. La Cadena Ser publicaba este jueves el vídeo en el que los alumnos del Colegio Mayor Elías Ahuja de Madrid, gestionado por la orden de San Agustín, organizan una auténtica “performance” desde la práctica totalidad de las ventanas de las 7 plantas de una de las fachadas del colegio. Una actuación grosera y chabacana, con gritos machistas y expresiones procaces, dedicados a las residentes del vecino Colegio Mayor Santa Mónica, de las Agustinas Misioneras, situado enfrente. Las imágenes provocaron la lógica indignación y manifestaciones de rechazo generalizadas en medios de comunicación y redes sociales.

Los hechos ocurrieron el pasado domingo por la noche. El director del Ahuja, acompañado del vigilante, intervino instantes después de los cánticos. Como consecuencia de lo ocurrido, y antes de que el vídeo de la deplorable actuación se hiciese viral, el alumno que inició el espectáculo, un veterano, fue expulsado el mismo lunes.

 

Reacción fulminante

La dirección del Elías Ahuja ha hecho pública en su página de Facebook una nota en la que tacha de inaceptables las expresiones proferidas por un amplio grupo de sus colegiales. El comunicado condena “rotundamente las manifestaciones vertidas por algunos colegiales. Las consideramos incomprensibles e inadmisibles en la sociedad, tanto en la forma como en el fondo. Además de ser totalmente contrarias al ideario y valores del centro”.

Además, anuncia 4 decisiones tomadas de forma inmediata.

La primera aplicar el Reglamento de Régimen Interno, que, se advierte “en casos graves, como este, implica la expulsión”. Varios alumnos han sido expulsados junto al principal instigador, y algunos más, sin que se sepa cuántos, podrían correr la misma suerte en próximos días.

En segundo lugar, ofrecen sus disculpas a la Dirección y colegialas del Santa Mónica. Y en tercer y cuarto lugar, anuncian que el resto de sus colegiales tendrán que participar de forma obligatoria “en cursos para la sensibilización en igualdad de género”, y se les exigirá colaborar “en actividades solidarias y de voluntariado”.

Una “tradición”

El caso ha adquirido un giro inesperado cuando se hicieron virales pocas horas después del primero, otros dos vídeos. Uno era casi idéntico al que había ocasionado el inmenso revuelo mediático, pero había sido grabado en años anteriores. En él se ve cómo los alumnos del Ahuja reproducen casi punto por punto lo ocurrido el domingo pasado. El otro fue grabado la misma noche de autos, y en él se ve que las colegialas del Santa Mónica responden a los cánticos de los alumnos del Ahuja con su propia ración de canciones y gritos, entre otros, “queremos más”.

Se trataba, al parecer, de una “tradición muy antigua”, según el testimonio de alguna de las colegialas, que aseguraron a los periodistas que no había acoso machista, ni se sentían perseguidas, acosadas, o amenazadas. Cada colegio mayor, venían a decir, tiene sus propios cánticos. En este caso, al parecer, y según los testimonios de colegiales de ambos centros, la “tradición” consiste en que los alumnos del Ahuja insultan con violentas expresiones machistas a las alumnas del Santa Mónica, que lo reciben como una broma carente de importancia.

 

Comunicado de las alumnas

En redes sociales ha circulado un comunicado firmado por “colegialas del Colegio Mayor Universitario Santa Mónica”, en el que, aunque muestran su disconformidad por el tono y las palabras recogidas en el vídeo, se afirma que “un vídeo viralizado sin entender su contexto es fácil de malinterpretar. A pesar de la gravedad de sus palabras se trata de una práctica con tradición entre colegios mayores, de la que se ha creado una impresión de odio y machismo que no puede estar más lejos de la realidad”.

La autora o autoras de esta nota sostienen que comparten amistades con alumnos del Ahuja y que “conocemos de primera mano sus valores y principios, ninguno de ellos con intención de realizar un discurso misógino ni mucho menos denigrarnos como mujeres”. Finalmente, aceptan las disculpas de los colegiales del Ahuja y ruegan “discreción y respeto a los medios de comunicación, principalmente en las afueras de ambos colegios”, donde se ha producido una gran expectación mediática.

Expediente informativo

La Universidad Complutense de Madrid, a la que están adscritos ambos colegios mayores, ha anunciado que abrirá un expediente informativo para «analizar lo ocurrido y depurar responsabilidades». En una nota hecha pública se afirma que «consideramos que actuaciones como esta no tienen cabida en ningún ámbito de la sociedad, y menos aún, en el ámbito universitario».

Como no todos los residentes en el colegio mayor tienen por qué ser alumnos de la Complutense, la universidad ha anunciado su intención de «trabajar de manera coordinada con el resto de las universidades para aplicar sanciones a los colegiales involucrados».

Por su parte Esteban Ibarra, el presidente de Movimiento contra la Intolerancia, ha denunciado los hechos ante la Fiscalía porque considera que es un “coordinado y reiterado delito de odio misógino”. En principio la Fiscalía de Madrid no va a actuar de oficio, y analizará si los hechos relatados en la denuncia pueden ser o no, constitutivos de delito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí