Los centros de infantil denuncian «el desamparo y el caos absoluto» que están padeciendo

escuelas infantiles coronavirus

La PLATAFORMA SOMOS EDUCACIÓN DE BASE, que agrupa a Escuelas y Centros Infantiles Privados de toda España, a través de un manifiesto, denuncian «una situación de desigualdad y discriminación que se ha producido en este país, tanto de los niños y niñas de 0 a 3 años, como de las empresas privadas encargadas de la educación y la atención de este grupo de edad, y que posibilitan la conciliación de la vida familiar y laboral de miles de familias en todo el territorio».

Desde la PLATAFORMA, afirman estar viviendo las distintas medidas que proponen las administraciones autonómicas «con incredulidad y absoluta preocupación» respecto a la incorporación de los niños y niñas de este rango de edad, durante la alerta sanitaria por COVID-19 declarada en nuestro país desde el día 9 de marzo de 2020.

Las escuelas infantiles privadas agrupadas en esta plataforma denuncian, principalmente, la desigualdad entre comunidades autónomas y se preguntan si corren menos riesgos unos niños que otros y la dificultad de cumplir las nomas de seguridad entre niños tan pequeños (mascarillas, distancia social y lavado de manos). Todo esto en una contexto sanitario donde la propia Asociación Española de Pediatría desaconsejo la vuelta a las aulas hasta «el control total de la epidemia».

Las pérdidas económicas a las que se está enfrentando este sector son importantísimas, no sólo por el periodo de cese de actividad desde el mes de marzo, sino porque en muchas Comunidades, la apertura de los centros infantiles están suponiendo más pérdidas que en situación de cierre, por tener que soportar los gastos normales con un aforo limitado en muchos casos a un 20-30%, por lo que consideran la situación como insostenible.

Los principales problemas que señalan en su manifiesto son: soportar unos gastos fijos importantes (alquiler, nóminas, seguros…), un alumnado potencialmente muy bajo (20-30%), imposibilidad para hacer matrículas para el próximo curso, y un número reducido de alumnos que permanecen varias horas al día en el centro.

Las medidas que exigen a las distintas administraciones para que el sector no desaparezca «casi en su totalidad»:

  1. Alargar los ERTEs hasta que las ratios puedan normalizarse, en principio, hasta el mes de septiembre, si la situación sanitaria del país así lo permite.
  2. Exoneración de las cuotas de autónomos aunque los Centros estén en actividad mientras las ratios no estén normalizadas, y al menos, hasta el mes de septiembre.
  3. Paga Extraordinaria para el sector hasta el mes de septiembre, en caso de cese de actividad o acreditando un descenso de ingresos de más de un 50%.
  4. Protocolos claros y REALES.
  5. Ayudas directas para amortiguar las enormes pérdidas de las empresas.

Descargar manifiesto completo

 

Redacción
Author: Redacción

Redacción de Éxito Educativo, información sobre la actualidad educativa, especialmente toda la relacionada con la gestión lo centros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here